Temen agresiones sacerdotes que se oponen al proyecto minero en “La Paila”

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.-Los sacerdotes que se oponen al proyecto minero a cielo abierto “La Paila” temen sufrir agresiones por parte de la empresa canadiense “Candelaria Mining Corp”, refirió el sacerdote Andrés Hernández Solana.

Él es párroco de la iglesia “San Francisco de Asís” en el municipio de Actopan, donde el pasado viernes 25 de mayo se realizó la movilización en contra del proyecto de “Caballo Blanco”.

Durante la protesta pacífica, los inconformes se reunieron en el interior de la iglesia católica donde se llevó a cabo el foro informativo con relación a la extracción de los 20 mil kilos de oro que podría producir la mina.

“Queremos que el gobierno diga no a las minas, que el gobierno apoye a su pueblo, no queremos la muerte para nuestro pueblo, queremos la vida, tenemos experiencias de otros lugares donde ya las enfermedades son un hecho como en Zacatecas y Guatemala” dijo el prelado.

Por el respaldo que les han brindado a los activistas y ciudadanos de 28 comunidades de los municipios de Actopan y Alto Lucero, temen sufrir alguna agresión por parte de las mineras.

Y es que han mostrado su rechazo a los proyectos millonarios en Veracruz por la catástrofe ambiental y los daños a las poblaciones que estas pueden representar. “Siempre hay riesgos, esos no los descartamos, pero hasta el momento no ha habido ninguna agresión, ni amenaza”.

Las autoridades eclesiásticas están conscientes de que es una lucha que se tiene que seguir “y a nosotros nos respaldan”, por ello pidió a las autoridades que retiren la concesión a la empresa Candelaria Mining Corp, para evitar la extracción de 20 toneladas de oro en el cerro “La Paila”.

El párroco de Actopan participó en las movilizaciones contra la minería a cielo abierto, realizadas en ese municipio y dijo que así continuarán en las demás protestas que lleguen a efectuarse.

Hernández Solana, negó que representantes de la empresa Candelaria Mining Corp hayan visitado a los sacerdotes de Actopan y Alto Lucero, lugares donde existen comunidades cercanas a la mina.

Expresó que las mineras normalmente mienten, “dicen que han visitado escuelas, iglesias, sacerdotes y eso no es cierto, tal vez algunas escuelas, pero aquí no ha habido ninguna visita a algún sacerdote, más aún la curia, el obispado, el presbiterio, estamos en sintonía para apoyar la lucha de los lugareños”.

Pero dejó en claro que la iglesia no programó las manifestaciones de los ciudadanos, pero sí los respalda bajo la doctrina social de la iglesia católica, comentó el sacerdote de San Francisco Asís.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here