Hora Cero

Embarazo de adolescentes

Luis Alberto Romero

Durante el foro “Las Mujeres y sus Derechos Reproductivos en Veracruz”, realizado en Xalapa, se dieron a conocer cifras preocupantes.

Rodolfo Domínguez Márquez, coordinador ejecutivo de la organización “Justicia, Derechos Humanos y Género”, apuntó que sólo en 2015, más de 500 niñas de entre 10 y 14 años fueron obligadas a dar a luz; la mayoría había sido víctima de violación.

La autoridad estatal impidió la interrupción del embarazo de esas menores, por lo que dicha organización considera que esa medida gubernamental  pone en riesgo de muerte a las niñas.

“Justicia, Derechos Humanos y Género” pide una modificación al marco legal, a efecto de que las menores víctimas de ataques sexuales puedan abortar.

“Lo que se busca es que se penalice el aborto a partir de las 12 semanas y se reconozcan las causales de interrupción del embarazo cuando la salud de las mujeres se encuentre en peligro…”, indica Domínguez Márquez.

Las cifras aportadas por la mencionada ONG corresponden a 2015; en 2016, de acuerdo con el subsistema de información sobre nacimientos, de la Secretaría de Salud, más de 870 niñas de entre 10 y 14 años llevaron a término su embarazo.

Esos números casi cuadruplican el promedio nacional  en cuanto a embarazo de menores.

En 2016, 6 niñas de diez años dieron a luz en Veracruz, al igual que 20 de 11 años; 92 de 12; y más de 550 de entre 13 y 14 años de edad.

Se trata de un tema delicado y polémico, que resulta útil para retomar un problema social que enfrenta Veracruz y que las autoridades hasta ahora han soslayado: Veracruz se mantiene  en el segundo lugar en embarazos de adolescentes, de acuerdo con estadísticas oficiales.

Datos de 2016: durante ese año, se contabilizaron 26 mil embarazos en la entidad; de esa cifra, 91 por ciento corresponde a mujeres de entre 15 y 19 años, en tanto que 8 por ciento fueron menores de 15.

Ocho entidades del país concentran más de la mitad de los casos de embarazos de menores; en esa lista, Veracruz ocupa el segundo lugar.

En 2014, el Consejo Nacional de Población dio a conocer un trabajo sobre la salud reproductiva en Veracruz; destaca que el inicio de la vida sexual de la población del estado se produce a los 17.6 años, ligeramente abajo de la media nacional, 17.7.

El problema radica en que entre el inicio de la vida sexual y la edad para el uso del primer anticonceptivo pasaron 4 años.

Sólo la mitad de los adolescentes usó un método en su primera relación sexual; el resto quedó expuesto a embarazos no deseados y, en el peor de los casos, a enfermedades de transmisión sexual.

Más de 12 por ciento de las mujeres no creyeron que podían quedar embarazadas en su primera relación, de acuerdo con datos de la Conapo.

Los números revelan también que 44 por ciento de las mujeres embarazadas al momento de la encuesta oficial dijeron que no planearon tener un hijo.

El caso es que el embarazo de adolescentes se ha convertido en un problema de salud pública en Veracruz, que es uno de los estados que contribuyen a elevar el promedio nacional. Por otro lado, el tema de la salud reproductiva se mantiene en la entidad como uno de los grandes pendientes del Sistema, que no ha logrado bajar la estadística.

Ojalá los candidatos en campaña tengan alguna idea de ese problema; pero hasta ahora ninguno de ellos ha logrado plasmar alguna propuesta en esa materia. @luisromero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here