La vuelta a Veracruz en un teclazo

Terminar con el hambre, desde la sociedad

Por Yamiri Rodríguez Madrid

La zona turística de la conurbación Veracruz-Boca del Río es una de las más importantes del país. Ahí se concentra un importante número de restaurantes, bares y hoteles que le dan vida a la región. Todos los días, por ejemplo, se ofrecen bufetes de desayuno, de comida, tardes pasteleras, por x o y cantidad.
Por eso, una escena cotidiana es que, a diario, en las cocinas, queden kilos de comida limpia que no se circuló. Algunos empresarios del ramo han optado por distribuir dicha comida en sus propios comedores de empleados, pero en la mayoría de los casos, se van a la basura.
Desafortunadamente en nuestro estado, aún prevalece el hambre, no solo en comunidades indígenas, sino en los cinturones de marginación que hay en las colonias; personas que, si bien les va, hacen una sola comida al día.
Por eso desde el Congreso Local hoy se propone hacer sinergia con el empresariado veracruzano a fin de que toda esta comida pueda ser donada a los múltiples bancos de alimentos que hay en la entidad.
La propuesta es reformar la Ley de Turismo del Estado de Veracruz, a fin de combatir juntos la pobreza alimentaria, para que ese porcentaje de la población, que aún persiste, tenga acceso a una alimentación digna, nutritiva, suficiente y de calidad.
La diputada Luisa Ángela Soto, artífice de dicha iniciativa comentó que la asociación Banco de Alimentos de México MANÁ señala que diariamente, más de tres mil toneladas de alimentos en buen estado son desaprovechadas y que el 37 por ciento de la producción total agropecuaria es desperdiciada, lo que ocurre con frecuencia en las cadenas de restaurantes y hoteles.
A nivel federal ya opera el programa Al Rescate, programa con el que se ha logrado beneficiar a 3 mil 884 personas en 16 entidades federativas. En Veracruz existen dos organizaciones como Banco de Alimentos de Veracruz, A.C. y MANÁ, que se dan a la tarea de recuperar de comerciantes de la Central de Abastos de Xalapa y de algunas grandes empresas, como Chedraui, alimentos en
buen estado para, donarlos a las familias asentadas en cinturones de pobreza de las zonas
urbanas. Caritas, por parte de la iglesia católica, también acopia alimentos, como pan, mismos que distribuye entre quienes más lo necesitan.
Si el programa se logra implementar en la zona hotelera será sin duda un gran acierto, significativo, que ayudará a revertir las cifras en Veracruz. Nada pierden, mucho ganan los empresarios: ojalá y acepten.
@YamiriRodríguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here