Mal pagados y casi en el desamparo los periodistas veracruzanos: CEAPP

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.- El 46 por ciento de los periodistas en el estado de Veracruz no cuentan con vivienda propia a pesar de que han laborado más de diez años en diversos medios de comunicación.

Los comunicadores son vulnerables por diversas circunstancias, desde salarios bajos, muchos de ellos han sido víctimas de amenazas, aunque en el peor de los casos, varios han perdido la vida de manera violenta.

El informe y diagnóstico en el marco del día de la “Libertad de Expresión” la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (Ceapp), elaboró un resumen de las acciones y situaciones de vulnerabilidad de la prensa veracruzana.

La presidente de este organismo, Ana Laura Pérez Mendoza refirió que tan sólo de 2005 a la fecha se han contabilizado 24 homicidios contra reporteros en territorio veracruzano y de 2000 a 2018 se contabilizaron ocho periodistas desaparecidos.

Mientras que de 2014 a 2018, se han registrado 349 agresiones contra la prensa veracruzana pero también hacia sus familiares.

Las agresiones son diversas y van desde los robos, homicidios, agresiones físicas, privación ilegal de la libertad, acoso, hostigamiento, daños materiales y hasta amenazas.

Pero también hay nuevas modalidades de amenazas como las que se realizan vía telefónica, redes sociales, mensajería, métodos por los cuales se propaga el miedo a los comunicadores tanto en lo individual como colectivo.

Explicó que la Ceapp en 2017 ha dado acompañamiento con 15 denuncias de reporteros ante la Fiscalía General de Estado (FGE) y tres denuncias ante la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle).

“Sin que hasta el momento se hayan logrado resultados sustantivos de las indagatorias a pesar de que se han aportado los elementos posibles para estos temas”, expuso Ana Laura Pérez.

Los problemas de inseguridad e impunidad no son los únicos que generan condiciones de vulnerabilidad a los periodistas, sino también las situaciones de precariedad económico-laboral son determinantes para dejar en riesgo a los reporteros.

La encuesta realizada por la Ceapp determinó que el 70 por ciento de periodistas cuentan con estudios de nivel superior y el 21 no “La mayoría no goza de prestaciones laborales y sus gastos diarios son mayores”.

Y en cuanto a la vivienda, el 46 por ciento no tiene casa propia; el 83 por ciento de comunicadores labora hasta los siete días de la semana, el 46 por ciento no tiene horarios definidos y trabajan hasta más de ocho horas diarias.

El salario para algunos es de siete mil pesos mensuales, pues ganan por debajo del salario mínimo profesional establecido por la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos en 236.28 pesos diarios y sólo el 24 por ciento tiene acceso a las vacaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here