Le sale “dueño” a ejido de Zongolica; sus habitantes se arman para no ser desalojados

Francisco De Luna

Zongolica, Ver.-Con barricadas y armados con palos y machetes, habitantes del ejido Tlalnecpaquila, hacen guardia todos los días para defender sus 26 hectáreas y evitar ser desalojados por los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Se trata de una de las comunidades de Zongolica, municipio ubicado en la zona centro del estado de Veracruz. Ahí sus habitantes a diario sienten temor que de un momento a otro les quiten su patrimonio.

Son 400 personas las que habitan el pequeño poblado, predio al que en 2011 le apareció un supuesto dueño de nombre Juan Enrique Álvarez Martínez y quien ha iniciado la demanda para recuperar el terreno.

El comisariado ejidal, Rufino Tlehuactle Tepixtla, relató que de siete años a la fecha, los pobladores indígenas náhuatl, han intentado ser desalojados 23 veces.

Pero ahora decidieron poner barricadas en las entradas y armarse con palos y machetes, para no permitir el paso de los elementos policiacos, al grado de que están dispuestos a perder hasta la vida con tal de impedirlo.

Marta Macario, otra de las habitantes de Tlalnecpaquila dijo “estamos unidos más que nada y vamos a luchar para que nos respeten lo que es de nosotros…si es posible con la vida, pero para defender lo que es nuestro”.

La información recabada, da cuenta que el presunto dueño demandó en el 2011 tener el título de propiedad de 26 hectáreas ante un juzgado federal de la ciudad de Córdoba, entre lo que comprende el casco de lo que fue una hacienda con el mismo nombre de la comunidad.

El juez falló a su favor y dio la orden de desalojar el centro de salud, pero de manera extra oficial se dio a conocer que se llegó a una negociación con las autoridades estatales, para indemnizarlo con una cantidad de dinero.

El lugar cuenta con escuelas, centro de salud, salón de usos múltiples, iglesia, así como decenas de viviendas.

Juan Enrique Álvarez, siguió el proceso para pedir la posesión del resto de las hectáreas donde se encuentran las escuelas y el salón de usos múltiples, pero hasta el momento, las autoridades correspondientes lograron ampararse y continúa el juicio.

Los habitantes temen que Álvarez Martínez gane el juicio y los expulsen de la tierra que los vio nacer a ellos y a sus antepasados, por lo menos ocho generaciones atrás.

Hechos violentos

El presidente municipal de Zongolica, Juan Carlos Mezhua Campos, reconoció que Tlalnecpaquila sí es una población bien conformada desde hace muchos años, con instituciones educativas, centro de salud y otros lugares públicos, pero el origen del problema es que en el momento de su creación como ejido, las autoridades no realizaron el protocolo para legalizarlo como una comunidad.

Reconoció que la situación puede tornarse violenta y terminar en hechos de sangre, por lo que abrieron una mesa de negociación en conjunto con el gobierno del estado y el presunto dueño, para llegar a un acuerdo del pago económico a cambio de que no expulsen a los habitantes.

“El panorama puede ser dantesco, estamos hablando de que como la población asume que son propietarios, porque además moralmente lo son, muchísimas generaciones han vivido, tenemos historias de cientos de años de la comunidad, lógicamente va a desencadenar en un baño de sangre”, agregó Mezhua Campos.

Y mientras el caso se resuelve, el munícipe reconoció que se suspendieron todos los programas de obra pública para Tlalnecpaquila, hecho que afecta a la población por sus condiciones de pobreza en la que viven la mayoría.

De acuerdo con el Subagente municipal, Rogelio Xocua Cuicahua, la matrícula en todas las escuelas ha bajado considerablemente, debido a que muchos padres de familia de otras poblaciones temen que se registre un desalojo con violencia y los alumnos salgan afectados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here