Complejo turístico acabaría con las dunas de Chachalacas

Francisco De Luna/HoraCeroMX

Úrsulo Galván, Ver.- Las dunas más grandes del Golfo de México están en riesgo de desaparecer. Se trata de “Chachalacas” en donde empresarios intentan construir un complejo turístico que alterará al entorno ecológico de la zona, de acuerdo con las posturas de los activistas ambientales.

Aunque signifique una acción legal en papel, pero es ilegal en materia de conservación, refiere el integrante de la Asociación Civil “Costas Veracruzanas Sustentables”, Óscar Calahorra Fuertes.

En ese lugar los proyectos que buscan asentar van desde la construcción de un campo de golf, restaurantes, departamentos para acampar, hasta hoteles y estacionamientos.

Las montañas de arena tienen una extensión de 568 hectáreas y se formaron hace 10 mil años. Ahora se han convertido en un atractivo para los amantes de la adrenalina pues se puede pasear en cuatrimoto, motocicleta todoterreno, así como surfear en las arenas y hasta el espacio es ideal para volar en parapente.

Y es que su ubicación a 50 kilómetros del puerto de Veracruz convierte a las dunas en una atracción para los inversionistas. Sin embargo, hasta el momento no existe información si ya existen permisos para hacer las construcciones.

A decir del diputado Hugo González Saavedra, de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales, “no tengo entendido si ya existen los permisos federales. Sé que esas dunas están protegidas y que son las más grandes del Golfo de México”.

La importancia de las dunas

El legislador consideró importante actuar de inmediato para que los tres órdenes de gobierno protejan totalmente estos sabanales que son atractivo turístico y aportación natural para el ecosistema costero.

Las dunas son una barrera física ante fenómenos meteorológicos como huracanes.

La eliminación de los ecosistemas dunares supone la eliminación de la primera defensa que tenemos contra los temporales. Las dunas son un ecosistema vivo que se mueve y está lleno de biodiversidad, constituyendo un paisaje de gran valor.

De esta manera describen los integrantes de Mundo Verde quienes a través de su portal web han publicado investigaciones y han realizado posicionamientos sobre los cuidados de estos entornos ecológicos.

Regeneran de forma natural las playas, son un muro para proteger los litorales, campos de cultivo, humedales y hasta asentamientos humanos. En estos sabanales viven especies únicas de plantas y animales, algunos de ellos en peligro de extinción.

Los arenales en venta

Los ejidatarios están interesados en vender a las empresas para que se construya el complejo turístico de “Chachalacas”, lo que provocará que reduzcan los kilómetros de arenales.

Los proyectos –aunque aún están en pláticas- deben generar alerta a los funcionarios y a protectores de medio ambiente para trata de verificar los impactos negativos que las construcciones podrían ocasionar.

“Si vamos a ir a contaminar, a saquear las reservas de dunas y que representan un gran porcentaje de las que tiene México, entonces no tiene caso que se permitan obras de esas magnitudes”, dijo González Saavedra.

El legislador pidió a las Secretarías de Medio Ambiente (Sedema), de Turismo (Sectur) y a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) revisen este caso y no intenten actuar cuando el proyecto ya haya avanzado.

Mientras tanto desde el Congreso de Veracruz, dijo que la Comisión de Medio Ambiente, hará su posicionamiento en torno al tema para vigilar que en caso de que se autorice el complejo turístico se lleven a cabo conforme a las normas ambientales.

“Que se hagan con respeto a la comunidad, a la naturaleza y que la empresa no haga saqueo ecológico de la zona”, precisó el legislador, quien aseguró que realizarán un recorrido por las dunas con expertos en temas de protección a la naturaleza.

El saqueo de recursos naturales

El diputado Hugo González, dijo que respalda las acciones que realicen los activistas de Pronatura “porque están en todo su derecho y además tienen razón” porque las empresas muchas veces buscan saquear los recursos naturales.

Las dunas de Chachalacas están declaradas como área natural protegida y por lo tanto no pertenecen a ningún empresario.

Por esa razón las asociaciones civiles intentan impedir que se hagan alteraciones a las montañas de arena; algunos cerros tienen desde dos y hasta más de 20 metros de altura.

En esa misma postura se encuentra la Comisión de Medio Ambiente de la legislatura local para que se respeten las dunas porque proyectos como los que pretenden construirse ocasionará problemas sociales, pero sobre todo ambientales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here