A diez años del IVAI

Por Yamiri Rodríguez Madrid

El próximo 29 de septiembre se cumple el primer año de que se pusiera en marcha la nueva Ley de Transparencia para el Estado de Veracruz.   En este 2017, se cumplió también la primera década en operaciones del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (IVAI), pero, ¿qué tanto sabe la ciudadanía de este derecho consagrado en el artículo sexto constitucional?

A diez años, aún prevalecen claroscuros, como las cuotas de acceso a la información.  Es la fecha en que no se han podido homologar el Código de Derechos para el Estado de Veracruz  con los  Códigos Hacendarios Municipales.  Y es que si bien, el cobro es a partir de más de 20 páginas, hay muchos ayuntamientos que cobran por la entrega de la información y, por supuesto, tampoco respetan la tarifa de 30 centavos cada copia.

Increíblemente, al IVAI, aún llegan solicitudes ciudadanas para copias de acta de nacimiento certificadas o permisos de obra pública, muestra de que muchos veracruzanos aún no entienden cuál es la función de esta plataforma o bien, se quieren ahorrar varios trámites.

Y muchos se preguntan si la información que entregan los 406 sujetos obligados, que a la fecha hay en estado, es verdadera, pues recordemos que el IVAI opera bajo el principio de buena fe, pues la ley no lo faculta para actuar de oficio.

Le cito un ejemplo: el próximo 14 de agosto vence el plazo para que el Instituto Veracruzano de Acceso a la Información cumpla con la llamada verificación diagnóstica de todos los sujetos obligados, que inició en mayo. Hay 54 obligaciones comunes, más las específicas dependiendo de su naturaleza.  Pero hay varios ayuntamientos, aún no se sabe el número exacto, que no han proporcionado a la plataforma nacional su información, aunque la sanción, si es que la hay, será aplicable hasta el primer día hábil de enero de 2018, es decir, ya que estén en funciones los nuevos presidentes municipales.

De 212 ayuntamientos, 52 no están obligados a tener una página web para cumplir con dicha información pues, al tener menos de 70 mil habitantes, pueden recurrir a un medio alternativo para esto, es decir la mesa de información o tablero. Por su complejidad orográfica, por sus propias carencias, se antoja difícil que puedan cumplir con esta obligación.

Lo hemos visto con la Cuenta Pública ante el Congreso Local, la cual cada año es un viacrucis para muchos ayuntamientos pequeños donde difícilmente hay profesionalización. Lo mismo sucede con la transparencia.

Así, a pesar de tener una de las leyes de Transparencia y Acceso a la Información más avanzadas del país, vamospian pianito en la materia.

@YamiriRodríguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here