La vuelta a Veracruz en un teclazo

Legítima Defensa, el nubarrón que viene

Por Yamiri Rodríguez Madrid

Hay temas, en el Congreso veracruzano, que están destinados a ser discutidos por los siglos de los siglos, dada la complejidad que abordan, y el costo político que pueden tener para algunos grupos legislativos: aborto, uniones entre personas del mismo sexo, legalización de marihuana, si debe o no haber peleas de gallos o vaquilladas.

Hoy sobre la mesa hay uno más: el homicidio por legítima defensa y aunque mucho pudieran apostar que correrá el mismo destino que los temas antes mencionados, todo parece indicar que saldrá avante.

Dados los índices de inseguridad y violencia que se presentan en el estado, la sociedad está polarizada con respecto a este tema. Sin embargo, llama la atención que sea el Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional (PAN) quien presente la propuesta, pues se ha caracterizado por una defensa férrea al derecho a la vida aunque  claro, hay que decirlo, la gran mayoría de quienes integran la bancada son neopanistas: ex priistas, alebrijes y convenencieros que cayeron en blandito aunque no comulgan con los principios partidistas.

María Elisa Manterola Sáinz, ex funcionaria priista por cierto, fue quien presentó la iniciativa con proyecto de decreto que reforma el artículo 25 del Código Penal para el Estado de Veracruz, a fin de ampliar los alcances de la legítima defensa, protegiendo jurídicamente al ciudadano que resguarde sus bienes o ajenos, salvando su vida y la de sus seres queridos. O como dice el dicho popular: “De que lloren en su casa a que lloren en la mía…”

Y establecen excepciones: que el agredido provocó la agresión, dando causa inmediata y suficiente para ella, que previo a la agresión pudo fácilmente evitarla por otros medios legales, que no hubo necesidad racional del medio empleados en la defensa y que el daño que iba a causar el agresor era fácilmente reparable después por medios legales o era notoriamente de poca importancia comparado con el que causó la defensa.

A la iniciativa albiazul se ha sumado el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el grupo Juntos por Veracruz, por lo que todo parece ya una mera cuestión de trámite.  Claro, falta escuchar a los colectivos pro Derechos Humanos, a la propia Comisión, y a las iglesias, que siempre opinan en estos temas.

Lo cierto es que el llenarnos de armas en nuestras casas, en el coche, bajo el argumento de la legítima defensa, no sé a dónde nos va a llevar…

@YamiriRodríguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here