Mancha urbana acaba con la reserva territorial de Xalapa

Francisco De Luna / Exclusiva

Xalapa, Ver.- Debido a las invasiones en la zona conocida como Reserva Territorial han desaparecido hasta 25 hectáreas de áreas verdes. Aquí la mancha urbana crece a pasos agigantados.

Se trata de cinco colonias que desde hace al menos diez años se han extendido poco a poco; las edificaciones de casas continúan y cada vez se abren más calles bajo el respaldo de Patrimonio del Estado, señalan los propios colonos.

De acuerdo con los vecinos, se trata del crecimiento de las colonias como Moctezuma, Miguel Alemán, Fredepo, Bosques de las Lomas y Cedros. Estos sectores poblacionales se ubican en la zona sur de Xalapa.

El 19 de junio de éste 2017, el alcalde Américo Zúñiga Martínez declaró que desde 2014 se han hecho denuncias por invasiones o fraccionamientos construidos indebidamente. Estos procedimientos jurídicos los ha realizado el Ayuntamiento ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

En esa fecha fue entrevistado en torno al tema de la invasión en la colonia El Olmo, la zona denominada como “Realengo”, donde dijo que se afecta al medio ambiente porque han sido derribados los árboles para la construcción de viviendas.

Las invasiones han aumentado y son notorias desde la avenida conocida como “Arco Sur” frente a los terrenos del edificio el Olmo con cercanías a la FGE y en las inmediaciones del Instituto Tecnológico Superior de Xalapa (ITSX).

Ahí, las áreas verdes se reducen cada vez más, porque se han construido casas o pavimentado calles como parte del servicio público en beneficio de los habitantes -muchos de ellos provienen de diferentes municipios de Veracruz-.

A través de un recorrido con vecinos inconformes, mostraron como ejemplo el circuito Quetzalcóatl, las calles Xalapa y Poza Rica, donde en los últimos ocho años se han asentado decenas de familias pero de manera irregular.

En algunos casos ya han logrado normalizar sus documentos con Patrimonio del Estado para permanecer en el lugar sin dificultades jurídicas –contó don Anselmo Viveros- uno de los vecinos del fraccionamiento Lomas Verdes, quien ha participado en diversas manifestaciones para exigir a las autoridades estatales y municipales que se ponga alto al acaparamiento de terrenos.

Unas casas han sido construidas de manera rústica, -el aspecto de algunas son viviendas improvisadas con maderas y láminas en color marrón similares a las que entrega el DIF, pero hay otras con block sin repellar dando un aspecto grisáceo en la zona- pero otras ya están concluidas en su totalidad.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here