Robo de ganado, delito que se queda impune

Francisco de Luna / Exclusiva

Papantla, Ver.- En lo que va del presente año, al menos de enero a junio, las estadísticas oficiales (Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública) registran más de 400 robos de ganado.

En Papantla, en los últimos cuatro años se han robado 337 cabezas; ningún caso ha sido esclarecido, se quejó el presidente de la Asociación Ganadera Local de ese lugar, Gilberto Rubio Ruiz.

Los ganaderos más afectados por los robos de reses son de las comunidades de Puxtla, Plan del Limón, Pueblillo y Joloapan.

La mayoría de los vacas son destazadas para comercializarlas de forma clandestina en las taquerías y carnicerías de Papantla y la región.

De acuerdo con los casos documentados, en 2014 se registraron 55 robos en contra de 18 ganaderos, pero sólo tres de ellos presentó denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE); en 2015 fueron 136 vacas sustraídas y hubo 33 afectados, pero únicamente 12 tramitaron la denuncia de hechos correspondiente.

En 2016, la Asociación registró 73 animales sustraídos, situación que perjudicó a 16 personas, pero sólo siete propietarios denunciaron.

En estos siete meses de 2017 se han registrado 53 robos de ganado en contra de 10 dueños, pero únicamente tres acudieron a la FGE, refirió el representante de los ganaderos.

Rubio Ruiz estimó que el valor promedio de una vaca oscila entre 15 y 18 mil pesos, mientras que un toro semental rebasa los 70 mil pesos.

El presidente de la Asociación Ganadera Local consideró que la falta de esclarecimiento de las denuncias interpuestas se debe al poco personal en la FGE y al escaso recurso económico que prevalece en las dependencias del gobierno del estado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here