Piden apoyo damnificados por deslaves de 2016 en Xalapa

Francisco De Luna / Hora Cero

Xalapa, Ver.-Ha transcurrido casi un año desde que en la colonia Dolores Hidalgo de Xalapa, una vivienda quedó destruida y otras tres casi tapadas con el lodo del cerro que se desgajó luego de las intensas lluvias que perjudicaron a decenas de personas.

Fue la mañana del 6 de agosto de 2016 cuando una avalancha de tierra cayó sobre las casas ubicadas en la avenida Independencia, andador Niños Héroes y Perla. Eran las 05:00 de la mañana y los impactos nos hicieron despertar, recuerda Estela Castillo, una de las damnificadas.

A pesar de las promesas municipales de ser reubicadas, estas jamás se cumplieron y las evidencias continúan como testigos de la tragedia que hasta la fecha no han logrado sanearse.

La preocupación de los colonos aumenta junto con el temor porque se aproximan las tormentas que serán constantes y por lo tanto reblandecerán la tierra que aún está frágil y regada tal y como quedó el año pasado.

La colonia Dolores Hidalgo se ubica atrás de las oficinas de la Secretaría de Finanzas y Planeación y colindante con la colonia Veracruz en las inmediaciones del municipio de Banderilla.

De acuerdo con la señora Estela, esa mañana llegaron diversos cuerpos de auxilio como Protección Civil quienes les dieron instrucciones como el no mover nada para que así las autoridades municipales se encargaran de realizar la rehabilitación.

“En menos de 15 minutos el cerro ya se había venido abajo, había tumbado la barda y había sepultado la casa de mi vecino José Marciano”, pidieron auxilio y llegó el Ejército Mexicano, Protección Civil.

Al paso del tiempo, todo sigue igual. No hubo reubicación, ninguna autoridad cumplió con ayudar a levantar los escombros, la escena de destrucción continúa como hace casi 12 meses.

A unos días de cumplir el año, los vecinos muestran los muros que están fracturados, así  como otra casa destruida en su totalidad.

El techo, las paredes y pilares cuelgan y poco a poco se desmoronan, amenazantes con caer hacia los terrenos del jardín de niños “Carmen Ramos del Río”

Todas esas afectaciones también se originaron por un tubo que tenía fuga de agua, el cual a pesar de los reportes personal de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS) nunca acudió a repararlo, relataron los colonos.

Las lluvias terminaron por reblandecer la mitad del cerro y en forma de lodo cayó sobre las cuatro propiedades.

“Escuchamos la avalancha y en segundos la destrucción del muro, luego los gritos desesperados de vecinos a quienes les había fracturado todo el inmueble. De momento pensamos que era un temblor”, dicen mientras observan, recorren y recuerdan cómo ocurrieron estos hechos.

Durante 15 días vivieron con familiares amigos y solicitaron reportes a las autoridades para conocer si ya podían o no regresar a sus casas –sin importar las condiciones en las que estuvieran- porque la finalidad era proteger lo poco que quedaba del patrimonio.

Refieren que el peligro continúa porque los vecinos de la colonia Diamante siguen escarbando, derribando árboles y las fugas de agua son constantes, por esas razones, exigen al Ayuntamiento de Xalapa que supervisen a ese sector poblacional para que no ocurra otra tragedia como la de hace un año.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here