Se dejan de sembrar unas 30 mil hectáreas de maíz en Veracruz

Francisco De Luna / Hora Cero

Xalapa, Ver.-En Veracruz, durante 2017 se dejaron de sembrar 30 mil hectáreas de maíz, lo que representará precios más altos para el consumidor en los próximos meses. Se prevé el encarecimiento de la masa y la tortilla.

“Se dejó de sembrar por varias razones, como la falta de apoyos por parte de gobierno, e insumos demasiado caros. Hay quienes están sembrando sólo para subsistencia. Queremos hacer un llamado claro al gobierno para que revisen su política agropecuaria e incentiven la producción de granos básicos”.

En Veracruz hay un aproximado de 400 mil productores de maíz, quienes cosechan casi 200 mil hectáreas anuales, indicó el presidente del Consejo Veracruzano de Productores de Maíz Ramón Pino Méndez.

De manera contundente dijo que se vienen problemas serios para la entidad veracruzana, lo que podría extenderse en todo el territorio nacional porque también en otros estados dejaron de cosecharse varias toneladas del grano.

En el país se ha dejado de sembrar una superficie importante de producción maicera, lo que será altos precisos para el consumidor, porque para el productor seguirán a la baja.

“Hace unos días estuvimos en la ciudad de México en una protesta en Sagarpa con productores de Sinaloa donde estamos solicitando que el precio objetivo del maíz no sea menor a los 4 mil 200 pesos por tonelada”.

Y es que así podrían recuperar las inversiones y el tiempo de trabajo que se hace para hacer llegar a la mesa de los consumidores de maíz y tortilla.

Los precios por tonelada actualmente oscila en 3 mil 200 y 3 mil 600, lo que asegura que no es suficiente porque los gastos para la producción son muy altos “y la Secretaría de Economía y de Agricultura, permiten que entren productos de mala calidad al país”.

Explicó que los molineros compran el tonelada hasta en 3 mil 400 pesos, y cuando hacen la conversión un kilo de maíz se da 1.8 kilos de masa y 2 kilos de tortilla. Lo que para el empresario le resulta barato y obtiene ganancias altas.

Como productores del grano, buscarán que se produzca bien y se transforme adecuadamente para que se venda al público a precios accesibles. Ellos sugieren que la tortilla sea de hasta nueve pesos.

La situación se complica demasiado, pues el país mexicano ha comenzado a recibir productos agropecuarios al país, lo que desencadena hambruna, desempleo y abandono del campo.

Dijo que en México se ven pocas acciones para reactivar la producción agropecuaria, mientras tanto dialogan para acordar acciones relacionadas con el Tratado de Libre Comercio (TLC).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here