Necesario, garantizar “oportunidad de estudio a todos los jóvenes”; hay una deuda social: Arquidiócesis

PUE00907140. Inicia la Tercera Feria del Empleo 2010 con la participación de 86 empresas que ofrecen mil 500 vacantes, en la explanada de la Casa de la Juventud de la ciudad de Puebla. NOTIMEX/FOTO/CARLOS PACHECO/CPP/HUM/

Redacción

En el marco de la celebración del Día Nacional del Joven Católico, la Arquidiócesis de Xalapa emitió un comunicado en el que se pondera la participación de juvenil y se reflexiona sobre la importancia de asegurar el acceso a la educación en la universidad pública; a continuación, el boletín emitido por la Arquidiócesis:

Este domingo 13 de agosto de 2017, la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Xalapa encabezada por el Pbro. Irineo Andrade Luna, organizó la CELEBRACIÓN DEL DÍA NACIONAL DEL JOVEN CATÓLICO. El evento se desarrollará en las instalaciones del Auditorio Miguel Sainz, a partir de las 9 de la mañana, teniendo como eje temático “Los jóvenes como agentes de la conversión social” y bajo el lema “Jóvenes dejando huella”.

En este encuentro participarán adolescentes y jóvenes de todo el territorio Arquidiocesano de Xalapa. Habrá momentos de alabanza, reflexión y oración. La Eucaristía la presidirá Mons. Sergio Obeso Rivera, también habrá una conferencia y se cerrará con el Concierto del Grupo Tesalónica. Se espera la asistencia de un poco más de 2 mil personas.

La decisión de celebrar en México el día nacional de los jóvenes católicos, fue tomada por los obispos en la 99 Asamblea Plenaria de la CEM, dedicada a los jóvenes, que se realizó del 14 al 17de abril de 2015. En ese encuentro, los prelados establecieron que se llevara a cabo el domingo siguiente al día 12 de agosto (día internacional de la juventud propuesta por la ONU).

En esa asamblea plenaria, los obispos mexicanos escribieron mensajes a los jóvenes para mostrarles su cercanía y recordarles que la juventud es una prioridad para la Iglesia: “Decidimos caminar junto con ustedes en la construcción de una nueva cultura, la cultura del amor”. “Nunca caminemos sin Dios” Recordaban además algunas frases de los pontífices: “sólo nos puede salvar una persona: Cristo. Porque sin él no hay luz, no hay esperanza, no hay amor, no hay futuro” (Benedicto XVI), “No entierren sus talentos, no tengan miedo de soñar cosas grandes” (Francisco).

Para la Arquidiócesis de Xalapa y para el Sr. Arzobispo, Mons. Hipólito Reyes Larios, los Jóvenes son también una prioridad de ahí las múltiples iniciativas y actividades que desde la pastoral juvenil se están llevando a cabo en todo el territorio de esta arquidiócesis. En este 13 de agosto, que también es el cumpleaños del arzobispo de Xalapa, se ha convocado a los jóvenes católicos para esta magna celebración. En el evento se promueven valores como la amistad, el compañerismo, la autenticidad, y la identidad cristiana.

La pastoral juvenil se ha preparado con gran entusiasmo para promover el rostro de una Iglesia joven, unida y que trabaje de la mano para compartir la Buena Nueva en el mundo de hoy. Los jóvenes son siempre protagonistas de una nueva sociedad, ellos van configurando nuevos lenguajes que generan nuevas maneras de ser. Por lo mismo el joven católico puede aportar mucho en estos nuevos ambientes. El joven católico participa de los cambios que vive esta generación pero aporta la experiencia de haberse encontrado con Cristo. Esta vivencia ofrece sentido a la vida e ilumina el caminar de los demás. En este sentido, un joven católico es en la actualidad como la sal que da sabor a los alimentos y como la levadura que fermenta la masa del pan.

Conforme a una encuesta que se aplicó hace algunos años, los jóvenes católicos son agentes transformadores de su realidad de la siguiente manera: por una parte dentro de sus espacios y ambientes naturales. Estos espacios son la familia, la escuela, el trabajo y la parroquia. Los jóvenes hoy están en contacto con el mundo global y por lo tanto pueden transformar positivamente su realidad. Otra forma de la transformación social es cuando ofrecen servicios en sus parroquias. Su creatividad y su aptitud natural de compromiso ayudan a las comunidades parroquiales a tener nuevos rostros. Un tercer aspecto de aportación en la transformación es cuando los jóvenes católicos forman familias estables como resultado de un noviazgo sano.

Una de las grandes riquezas de Veracruz es sin duda su Juventud, basta ir a las plazas, caminar por las calles y visitar los hogares para encontrar a muchos jóvenes; observamos con agrado cómo muchos de ellos están haciendo grandes aportes en nuestro Estado. Lamentablemente sigue habiendo una gran deuda social. Muchos jóvenes no tienen oportunidades para continuar sus estudios en la universidad pública, desde hace muchos años la oferta universitaria no alcanza para todos y no se ha mejorado, año con año, miles de ellos se quedan fuera y lamentablemente no todos tienen la posibilidad de seguir sus estudios, qué decir de la poca oferta de trabajo. Son muchos los jóvenes que una vez terminados sus estudios pasan a engrosar las filas de desempleados o tienen que emigrar. Con el riesgo de perder su identidad y/o de buscar una salida fácil o peligrosa para sus vidas.

Sería loable que entre las políticas públicas se generaran programas que diera la oportunidad de estudio a todos los jóvenes, que nadie viera truncados sus proyectos personales; más tarde podrían retribuir con servicios a la comunidad. Sería loable que los jóvenes encontraran apoyo y motivación para sus proyectos personales, muy probablemente tendríamos una mejor sociedad.

Pbro. José Manuel Suazo Reyes

Director Oficina de Comunicación Social

Arquidiócesis de Xalapa

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here