Hasta en el centro de Xalapa se organizan para protegerse de la delincuencia

Francisco De Luna / Hora Cero

Xalapa, Ver.- Ante el aumento de la inseguridad, cada vez más familias se organizan para protegerse contra robos y asaltos en colonias tanto de las orillas como las del centro de la ciudad.

Una de ellas es la colonia Venustiano Carranza, ubicada a tres cuadras del Paseo de Los Lagos, donde las familias han colgado mantas con las advertencias contra los ladrones a quienes les “avisan” que si son detenidos tendrán que atenerse a las consecuencias.

De acuerdo con algunos vecinos, desde febrero notaron el incremento en los robos dentro de las casas y los asaltos fueron más constantes a partir de abril, por esa razón decidieron organizarse y cuidarse entre ellos mismos.

“Zona protegida por vecinos vigilantes, organizados por red y acción”, se lee en una de las lonas más amplias colocadas en la pared de una vivienda.

En otro renglón con letras mayúsculas y en color rojo se lee: ¡Cuidado! Te estamos observando. Alto a la delincuencia. Si te agarramos, te atienes a las consecuencias; concluye la amenaza que está acompañada de dos pares de ojos caricaturizados y el ícono de Whats App.

Estas mantas están colocadas en las calles Magnolia, Centroamérica, Roble, Ciprés, Serrano Elías, Guatemala, Costa Rica, Honduras y El Salvador de la colonia Venustiano Carranza, sector colindante con el centro de la capital veracruzana.

Los vecinos cuentan que a pesar de los constantes patrullajes, de nada sirven ya que la inseguridad continúa “Los ladrones siguen haciendo de las suyas. Hemos sido víctimas de decenas de atracos tanto en las noches como a plena luz del día”.

Recuerdan que en mayo estuvieron a punto de detener a un mozalbete que jaloneó a una joven que caminaba cerca del parque María Enriqueta, “pero se peló, brincó las bardas y que se va, pero si lo hubiéramos agarrado, aquí mismo lo tundimos”, refirió uno de los vecinos.

Desde el aumento en los asaltos y robos, los vecinos de la Venustiano Carranza ahora viven prácticamente “encarcelados” con las puertas y portones con dos o tres cadenas y dos candados, ya no abren ventanas y mucho menos las cortinas “porque por ahí se pueden asomar y ver qué se pueden llevar”, platican temerosas, dos mujeres en la calle Magnolia.

Gran parte de la colonia carece de alumbrado público, más no de patrullajes, pero aun así prefieren mantener sus casas cerradas al caer la noche y los primos, padres o hermanos, se organizan para ir al encuentro de sus familiares a las calles cercanas de Úrsulo Galván o el Estadio “Colón”.

Este es el ejemplo de un texto alternativo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here