Escuelas veracruzanas, en condiciones de precariedad

La otra cara de la Reforma Educativa

 

Francisco De Luna / Hora Cero

Coatepec, Ver.- En salones de lona, tanto en techos como paredes, y piso de tierra estudian 80 alumnos.

Las aulas son improvisadas e incluso tienen enormes letreros que dicen “Aulas temporales”; curioso concepto de la temporalidad, pues todavía lucen el emblema de “Adelante” que distinguió a la pasada administración estatal.

Esas escuelas contradicen cualquier discurso sobre la reforma educativa.

Los padres de familia, cuentan que lo único digno son los nombres “Alfonsina Storni” de la primaria y “Sor Juana Inés de la Cruz” del preescolar.

Es el segundo día de clases del ciclo escolar 2017-2018, otro año transcurre con las mismas condiciones de ambos planteles educativos, que se ubican en la colonia 2 de marzo de la comunidad Puerto Rico, municipio de Coatepec.

La directora de la primaria, Miriam Conde López, explica que la escuela se fundó hace tres años y medio y está catalogada dentro del programa “Escuelas al Cien”.

En sus inicios, los niños recibían las clases al aire libre, por esa razón solicitaron a Espacios Educativos aulas temporales, pero desde la administración del exgobernador Javier Duarte de Ochoa han permanecido con las mismas condiciones de precariedad.

Los salones de ambas escuelas eran blancos, pero el deterioro del material de la lona les ha dado un aspecto grisáceo, sucio.

Sus ventanas son recuadros mal recortados. En esas paredes de hule lucen los logotipos de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) y del programa “Adelante” –ese que usó Duarte de Ochoa durante su campaña-.

Por si fuera poco, también el escudo del Gobierno del Estado de Veracruz acompaña al resto de las imágenes –explica una de las madres de familia, quien espera que su hijo pueda estudiar en un plantel con mayor comodidad-.

A pesar de que el gobierno estatal asignó 250 mil pesos para el mejoramiento de la escuela, ese recurso jamás llegó; sin embargo, contra todos los obstáculos, los padres de familia pudieron avanzar con la construcción de dos salones “pero no son suficientes, pues aún están en obra negra”.

Los ochos profesores, junto con los padres, aplanaron la tierra para tener un patio y que dentro de los salones las sillas no estuvieran inestables, ladeadas.

“En la SEV nos dicen que no hay dinero, que tenemos que esperar”, pero ese dinero fue depositado desde hace dos años y hasta la fecha no ha sido entregado a la institución.

Para llegar a esta localidad hay que avanzar por la carretera Las Trancas-Coatepec, llegar a Puerto Rico y luego avanzar unos cuatro kilómetros en una carretera de tierra roja que se abre paso entre cañaverales.

Cualquier condición climatológica en los salones se hace más ruda. Si hace calor, el material de lona se calienta al extremo; si llueve, el agua escurre entre la tierra y se hace un lodazal.

La comunidad ha hecho de todo, desde manifestaciones en la SEV, en Espacios Educativos y en el Ayuntamiento de Coatepec para contar por lo menos con piso firme “pero ni a eso llegamos”, dice Gisela Zavaleta, directora del preescolar Sor Juana Inés de la Cruz.

En ese jardín de niños estudian 15 alumnos, también con las mismas precariedades. Sus salones, al igual que los demás, no tienen energía eléctrica, no hay agua…

Ahí, los baños son de madera que tienen rendijas –en realidad se trata de letrinas- en sus puertas dice “niños” y “niñas”, y en su interior la escena pone en evidencia la caliza esparcida para contener la pestilencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here