Hora Cero

Zona norte, los movimientos políticos
Luis Alberto Romero
Desde la zona de Poza Rica nos comentan que el alcalde de Tihuatlán, Gregorio Gómez Martínez, se prepara para intensificar su presencia en el municipio gobernado por Sergio Lorenzo Quiroz Cruz.
En ese lugar ha trascendido que rumbo a las elecciones de 2018, el alcalde de Tihuatlán buscaría posicionarse para estar en condiciones de contender por una diputación.
De ser postulado por la alianza PAN-PRD, Goyo Gómez podría encontrarse con el actual legislador federal Leonardo Amador Rodríguez, distrito de Poza Rica.
No es que ambos vayan a buscar la misma posición, nos dicen, sino que el diputado podría pasar la factura y operar en contra del perredista, dado que éste fue el principal impulsor de la candidatura de César Ulises Rivera Garza, El Lobo, a la alcaldía de ese lugar.
Este año, con el apoyo de Goyo Gómez, Rivera Garza fue candidato a la Presidencia Municipal de ese lugar; lo que terminó por frustrar, al menos por el momento, las aspiraciones del actual legislador federal por ese distrito.
Ante lo que consideró como una imposición de un priista, como es identificado César Ulises Rivera, en la candidatura de PAN-PRD, Naro Amador, como le conocen en Poza Rica, trabajó en abierto contra dicho candidato… y lo derrotó 3 a 1 con Morena, partido al que apoyó prácticamente en abierto.
Leonardo Amador es un político que ha construido una carrera interesante en la zona norte del estado; de la iniciativa privada, con empresas dedicadas al ramo de las refacciones, comenzó una participación sólida en cámaras empresariales; está afiliado a Canaco, Canacintra y CMIC; y presidió el Consejo Coordinador Empresarial en Veracruz-Norte.
Aunque en el perredismo local no falta quien lo señale por apoyar a Morena en las pasadas elecciones municipales, y con  ello traicionar a los candidatos del PRD, lo cierto es que nadie puede desestimar su capacidad de operación política en Poza Rica.
Desde esa región, por cierto, nos comentan que otro perredista que estaría buscando una diputación rumbo a 2018 es el actual alcalde de Coatzintla, César Ulises García Vázquez, quien de acuerdo con los comentarios en los corrillos políticos tendría el visto bueno del ejecutivo estatal, pero no del secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán, ni del dirigente de esa mermada fuerza política.
Muy cerca de ese lugar, en Álamo, quien podría levantar la mano para buscar la candidatura a una diputación, en este caso la federal, el próximo año es el presidente municipal de ese lugar, Ricardo Arturo Serna Barajas.
El alcalde de Álamo recibió la presidencia municipal de Jorge Vera Hernández, quien ha construido en la zona una indudable hegemonía política; y a este le regresará el cargo.
Jorge Vera es uno de los liderazgos regionales del Partido Acción Nacional en Veracruz; va por su tercer periodo al frente del ayuntamiento de Álamo, al igual que José de la Torre Sánchez en Martínez de la Torre.
Pocos han sido los políticos que pueden presumir esa hegemonía, como Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, en Tantoyuca; o como Ricardo García Guzmán, en Pánuco; al margen de los señalamientos en su contra, estos dos últimos han demostrado en reiteradas ocasiones su fuerza política regional en los distritos del norte veracruzano.
Por otra parte, en el PRI los diferentes grupos tejen alianzas en Poza Rica, a fin de superar los recientes descalabros electorales; en ese lugar, el tricolor simplemente no da una.
Por cierto, en el distrito de Poza Rica se ha mencionado con insistencia el nombre del ex alcalde de Tihuatlán, José Romero Alarcón, como un posible candidato, el próximo año, a la diputación federal.
Pepe Romero podría poner en aprietos en ese distrito tanto al tricolor como al PAN y PRD, dado que se trata de una figura que a pesar de haber ocupado la alcaldía de Tihuatlán, no concluyó su periodo cuestionado o desgastado. @luisrmero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here