Investigadores documentan reforestación de la selva de Los Tuxtlas por campesinos

Carlos Hugo Hermida Rosales /UV

Xalapa, Ver.- El esfuerzo de un grupo de campesinos por reforestar la selva de Los Tuxtlas fue retratado en el documental Pajapan. Agua y monte para siempre, realizado por Luisa Paré Quellet, antropóloga del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y Martín Boege Paré, cinefotógrafo mexicano, presentado el 29 de agosto en el Aula Clavijero, a través del Departamento de Cinematografía de la Universidad Veracruzana (UV).

Luisa Paré mencionó que el filme muestra el trabajo que se lleva a cabo en el municipio de Pajapan, el cual tiene una gran cantidad de población indígena y se encuentra ubicado en el sur del estado de Veracruz; dentro de esta comunidad, el colectivo Tepet Atzontego reforesta áreas de selva que habían sido transformadas en pastizales, con el objetivo de que las futuras generaciones cuenten con reservas de agua potable.

La antropóloga relató que el volcán de San Martín Pajapan es de los pocos macizos de selva que existen en la región de Los Tuxtlas, ya que esta zona ha sufrido un proceso paulatino de deforestación ante la extensión de la ganadería, ante este hecho pobladores locales buscaron alternativas para recuperar la selva perdida.

Explicó que dentro del documental se refleja la manera en que año con año los campesinos de esta región realizan labores de reforestación en la parte alta media del volcán, además de las problemáticas que aquejan a la zona como la creciente escasez de agua.

“Hice trabajos de investigación en esta región de 1990 a 2005 y es absurdo que una zona selvática como Los Tuxtlas tenga escasez de agua; los trabajos de reforestación que realizan campesinos del colectivo Tepet Atzontego ayudan a evitar la pérdida de manantiales, así como a consolidar las zonas donde se capta el agua.”

La investigadora manifestó que realizar este documental es muy satisfactorio para ella, ya que tiene el sentimiento de haber cumplido con algo que la gente le pidió y que será de gran utilidad para el pueblo de Pajapan.

Destacó que este trabajo posee un gran interés etnográfico y cinematográfico pues tanto el contenido como las imágenes son de una calidad excelente, es una producción planeada para que los principales benefactores fueran los habitantes de la zona en que se filmó, pero rebasa el uso local.

Martín Boege relató que filmar este documental le representó un trabajo muy agradable ya que el trato directo con los protagonistas ─los pobladores de Pajapan─ le motivó mucho.

“Ver que hombres y mujeres hacen un gran esfuerzo al caminar por muchas horas en el cerro para sembrar árboles, fue una gran experiencia que me inspiró, me permitió retratar cómo viven los habitantes de Pajapan, su cultura, los problemas que enfrentan y la esperanza que tienen de un cambio.”

El fotógrafo declaró que la zona de Los Tuxtlas ha sufrido una gran devastación en los últimos 50 años que ha provocado la desaparición de la selva, por lo cual es loable el gran esfuerzo que hacen los pobladores para devolverle a la naturaleza aquello que es suyo.

Enunció que este documental posee una gran importancia, ya que servirá para mostrar a la gente que los cambios son posibles si se está dispuesto a actuar; y que es necesario hacer proyectos que busquen el bien común y fomenten una cultura de respeto a la naturaleza con la cual se debe cohabitar.

“Espero que este filme sirva para que las nuevas generaciones vean que existen personas que hacen un gran esfuerzo por preservar el medio ambiente, y que a partir de ello generen sus propias acciones para el cambio”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here