Agua Santa 1, Xalapa, en riesgo por pésimo drenaje

Francisco De Luna / Hora Cero

Xalapa, Ver.- En la colonia Agua Santa 1, desde hace ocho años que el drenaje se fracturó, problema que afecta a las 300 familias que integran la unidad habitacional. Las aguas residuales escurren debajo de las casas generando socavones y hundimiento de calles.

Toda la red está inservible, se rompieron los tubos “prácticamente se pulverizaron” cuenta la jefa de manzana, Elvira González García quien desde 2009 solicita a la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS) repare esas afectaciones.

Este fraccionamiento tiene alrededor de 40 años y se ubica en las cercanías con la Central de Autobuses Xalapa (CAXA), en el bulevar Lázaro Cárdenas y la avenida 20 de noviembre.

“Las aguas de los drenajes de las casas se filtran por abajo y están socavando. Hace años CMAS metió unas cámaras y nos percatamos que por donde deberían escurrir las aguas, está completamente seco” dijo la jefa de manzana.

En la calle Lázaro Cárdenas que es el acceso principal, atraviesa la red que capta las aguas negras y de ahí se distribuye en ramales, pero al estar fracturados los desagües buscan salida y se filtra entre la tierra.

Dijo que elaboraron oficios para entregarlos a CMAS para que se inicien las obras e instalar una nueva red de drenaje, porque las afectaciones por la humedad se extienden hacia todo el fraccionamiento.

“Hemos querido arreglar las cosas, todo lo hemos hecho de manera tranquila, lo hemos realizado a través de oficios, pero creo que a los del municipio no les gusta de esa manera y entonces vamos a actuar de manera distinta”, advirtió doña Elvira.

La jefa de manzana indicó que por esas razones, los vecinos han comenzado a organizarse para realizar manifestaciones porque han pasado casi diez años con las afectaciones por la humedad y reblandecimiento que dejan las aguas residuales.

No sólo las aguas de las viviendas de Agua Santa 1 son lo que afecta a los habitantes, también los escurrimientos de CAXA que llegan a los terrenos de las familias que terminan perjudicados.

Además, las alcantarillas no funcionan porque están tapadas por tierra y piedras que se han desprendido al interior de estos drenajes por eso quedaron “taponados” lo que impide el paso de los escurrimientos.

En el andador 18 de marzo y Segundo andador son los más dañados por los hundimientos, además del acceso principal que enlaza hacia Lázaro Cárdenas y 20 de noviembre, refirió doña Elvira González.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here