Reprueba columnista “ayuda” de Rafael Abreu mediante «Yunete»

Redacción Hora Cero

El columnista de La Jornada Julio Hernández López critica con acidez, en su columna de hoy, la presunta ayuda que el ahora ex funcionario de CAEV Rafael Abreu Ponce dio a los damnificados del huracán Katia el pasado sábado, utilizando para ello el nombre de una supuesta asociación civil llamada Yunete.

A continuación ofrecemos la parte que dedica a Abreu y los Yunes azules en su columna:

El sano y valioso espíritu de solidaridad que aún provocan en los mexicanos las desgracias como las derivadas del reciente sismo histórico también se topan con la delictiva distorsión del interés público por parte de esos funcionarios y políticos. El abanico de criminalidad institucional va de la apropiación lisa y llana de los bienes enviados a las víctimas de las tragedias, hasta el almacenamiento faccioso para utilizar determinadas mercancías para posteriores promociones partidistas y electorales (con frecuencia, esos almacenamientos terminan en la putrefacción de alimentos y el deterioro grave de mercancías) o, como ha sucedido en Veracruz, para el clientelismo electoral directo.

En esta heroica y mártir entidad, un funcionario, Rafael Abreu Ponce, jefe de la oficina operadora de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz, en Coatzacoalcos, organizó la entrega de ayuda a damnificados en vehículos y mediante bolsas de plástico con distintivos gráficos de una presunta asociación civil, Yúnete.

El sentido de aprovechamiento electoral de las circunstancias trágicas es evidente: además de usar el blanco y azul que distingue al partido en el que en esta ocasión milita el actual gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, se juega con el primer apellido y la convocatoria a unírsele: Yúnete. Esa combinación beneficia al actual mandatario estatal y, además, a uno de sus hijos, Fernando Yunes Márquez, senador con licencia que actualmente preside el municipio del puerto de Veracruz, y a Miguel Ángel Yunes Márquez, ex presidente de la conurbada Boca del Río, quien ahora está en espera de ser candidato panista a la gubernatura de seis años cuando, en 2018, su padre deje la minigubernatura en curso. Todo en familia, así que… ¡Yúnete! (Ah, por cierto, Yunes papá negó ayer rotundamente cualquier implicación en el asunto de la mencionada asociación civil de futurismo electorero; juró que él sería incapaz de una jugada tan infame).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here