Patio Muñoz, 200 años de historia en el centro de Xalapa

Francisco De Luna / Hora Cero

Xalapa, Ver.-Entrar al «Patio Muñoz» es como sumergirse a 200 años de historia. Aquí las leyendas hacen resurgir las almas que alguna vez tuvieron presencia en este emblemático lugar de la ciudad de Xalapa.

Es un sitio como sacado de un cuento o de una pintura. Cada espacio narra las décadas transcurridas en las 25 casas con tejado y en esos 22 lavaderos que no se desgatan con los años.

Por su antigüedad requiere de mantenimiento y los vecinos se han organizado con músicos para llevar a cabo un evento el próximo sábado 16 de septiembre para reunir recursos económicos y rehabilitar las áreas.

Se ubica en la calle Pino Suárez número 38 a dos cuadras del parque de «Los Berros» en el primer cuadro de la capital veracruzana.

Se trata de una “noche mexicana” que organizan los vecinos en coordinación con JProducciones. El costo de recuperación es de 120 pesos y habrá cuatro bandas en escena como Eder Lobo, Copal, Guacamole y Choclok, informó Javier Palafox, representante del proyecto.

Comenzará a las 19:00 horas; habrá bebidas tradicionales, como toritos, y moritas, además de antojitos y todo lo que se recaude será para invertir en mejoras del patio “Muñoz”, en honor a los apellidos de doña Martha, quien fuera la dueña de este lugar.

Ella migró a la ciudad de México, donde falleció; sus familiares ya no se hicieron cargo del inmueble, entonces pasó a poder del Ayuntamiento.

“A través de los eventos, buscamos levantar el patio, no hay más ayuda más que la de nosotros mismos”, cuenta Jaqueline Herrera, vecina del patio Muñoz.

Este inmueble está integrado por 25 casas; 11 son utilizadas por familias; el resto son talleres de platería, de jaranas, cartonería y herrería.

Recuerdan que se construyó cerca de 1800. Aquí vivió el legendario “Chucho el Roto” (Jesús Arriaga), un bandido que durante diez años estafó a los ricos en venganza de haber sido recluido. Escapó de la cárcel de San Juan de Ulúa (Veracruz), una de las prisiones más temidas del Porfiriato en 1885.

Antes de la Revolución Mexicana también funcionó como caballeriza, además de ser un convento, hasta transformarse en hogar para familias de la ciudad de Xalapa.

Fue así como la imagen de lo que ahora es el “patio” se modificó. Las paredes de las casas fueron pintadas con los colores vibrantes, se han hecho algunas construcciones “pero respetando lo tradicional”.

Relatan que los lavaderos siguen utilizándose, incluso aquí el agua es raro que llegue a escasear “cuando en el centro se quedan sin agua dos o tres días, nosotros tenemos mucha agua”, refiere Jaqueline, mientras da un paseo por esta “postal” mexicana.

Entrar al Patio Muñoz hay que atravesar un pasillo angosto y a los lados, en sus paredes está pintado un mural de Juan Bosco que cuenta la historia de este sitio lleno de historia.

Al lugar llegan turistas quienes recorren y se sorprenden cómo al fondo de un pasillo estrecho haya toda un “mundo” de coloridas casas y lavaderos donde se cuentan leyendas de la llorona, duendes y carrozas arrastradas por caballos con sonidos de cadenas.

Por su belleza, el lugar ha inspirado a escritores, ha sido plasmado en cuentos, ha captado el interés de pintores y fotógrafos. (Fotos Alex Mico)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here