Hora Cero

Otro ex funcionario, a Pacho Viejo

Luis Alberto Romero

Desde Mazatlán, Sinaloa, llegan noticias a Veracruz sobre la captura de José Oscar Sánchez Tirado, quien fungiera como director de Prevención y Reinserción Social del gobierno del estado, durante una parte de la administración de Javier Duarte.
Al ex funcionario se le señala como probable responsable del delito de desaparición forzada; por ello un juez de control le requiere en el distrito judicial de Pacho Viejo.
Sánchez Tirado es ubicado como un personaje cercano al ex secretario de Seguridad Pública del gobierno de Duarte, Arturo Bermúdez Zurita, con quien volverá a coincidir, pero en el mencionado penal.
El ex director de los penales veracruzanos llegó a dicho cargo en agosto de 2014 y desde ese momento anunció una serie de cambios en las direcciones de los reclusorios; sin embargo, no hubo cambio de fondo, sólo enroques y las lamentables prácticas y condiciones en que operaban las cárceles de la entidad continuaron.
Al llegar al cargo, en agosto de 2014, incluso, abordó el tema de un subsecretario de la dependencia, a quien se le seguía un proceso jurídico luego del cual habría sido inhabilitado.
Comentan que Sánchez Tirado incurrió en serias irregularidades, mismas que tuvieron su momento más grave con la fuga de un reo y con un intento de motín en Pacho Viejo.
Al final, el hilo se reventó por lo más delgado y a José Oscar Sánchez casi lo echaron con cajas destempladas de Seguridad Pública, dependencia que en febrero de 2016 envió un escueto mensaje a través de Twitter, en el que “Posterior a la junta con directores de la DGPRS, el pasado jueves el director general presentó su renuncia”.
No se le volvió a ver más, al menos de manera pública… hasta esta semana, cuando nos enteramos de su detención en Mazatlán.
Se espera que el ex director de los penales llegue en cualquier momento a una de las cárceles que estaban bajo su responsabilidad, Pacho Viejo, donde se encontrará con otros ex funcionarios del duartismo: Arturo Bermúdez Zurita, su ex superior jerárquico; Mauricio Audirac Murillo, ex secretario de Finanzas y Planeación; Gina Domínguez Colio, ex titular de Comunicación Social; y Francisco Valencia García, ex jefe de Caev y de SIOP.
Hay que recordar que Flavino Ríos Alvarado, ex secretario de Gobierno y ex gobernador interino, sigue su proceso en libertad; en tanto que Carlos Aguirre Morales y Leonel Bustos, de la tesorería de Sefiplan y del Seguro Popular, respectivamente, se encuentran en calidad de prófugos de la justicia.
La diferencia, por supuesto, es la característica de los delitos que pesan sobre ellos, porque mientras unos han sido señalados por desvíos, enriquecimiento ilícito o empresas “fantasma”, sobre Sánchez Tirado pesaría una acusación por probable desaparición forzada.
Otra diferencia es el nivel del cargo ocupado; éste no es uno de los llamados peces gordos del duartismo, era un funcionario de medio pelo en la estructura de gobierno, pero ex funcionario de la administración de Javier Duarte a fin de cuentas.
Lo cierto es que el ex director de los penales de Veracruz no es el funcionario de Duarte más esperado en Pacho Viejo; en esa selecta lista se encuentran al menos dos diputados federales y otros dos ex secretarios del gabinete, que podrían acompañar a los actuales reos.
El caso es que Sánchez Tirado entrará en las próximas horas a ese penal, donde acompañará a otros ex funcionarios veracruzanos; por supuesto, acompañará es un decir, porque nos comentan que al interior de esa cárcel, los ex secretarios del gabinete que ahí permanecen no tienen contacto entre sí. @luisromero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here