Necesario profundizar en cultura de Protección Civil: Observatorio Sismológico de la UV

Redacción Hora Cero

Ante la necesidad de informar a la sociedad en general, y a la comunidad universitaria en particular, el Observatorio Sismológico y Vulcanológico del Centro de Ciencias de la Tierra de la Universidad Veracruzana (UV), a cargo del doctor Francisco Córdoba Montiel, afirmó que los acontecimientos recientes que han tenido lugar en nuestro país ponen de manifiesto la importancia del monitoreo y estudio de los sismos, considerando que el territorio nacional se encuentra bajo la interacción de cinco placas tectónicas que dan origen a la alta sismicidad que se observa en México.

«Uno de los procesos que produce el mayor número de sismos en el país, es el ocasionado por el contacto entre las placas oceánicas Rivera y Cocos con la Placa Norteamérica, que es donde está asentada la mayor parte del territorio nacional. El resultado de ese contacto es que las dos placas oceánicas mencionadas se van reacomodando por debajo de la norteamericana», indicó,

Asimismo, los expertos explicaron que los sismos de los pasados días 7 (Magnitud 8.2) y 19 del presente (Magnitud 7.1) tuvieron lugar en la placa tectónica de Cocos a profundidades similares, siendo la diferencia principal la magnitud de ambos sismos y su localización epicentral. Los dos eventos son, por lo tanto, del tipo intraplaca, a diferencia del sismo registrado 1985, el cual fue un sismo interplaca que ocurrió en la zona de contacto Cocos- Norteamérica pero a una baja profundidad.

«A partir del monitoreo realizado, se observa que se continúan registrando réplicas del sismo de magnitud 8.2, superando el número de 4 mil. Por su parte, el evento del día 19 (M 7.1) contabiliza ya 39 réplicas en el recuento presentado por el Servicio Sismológico Nacional (http://www.ssn.unam.mx). Los daños severos de ambos se concentraron en las regiones epicentrales y lugares cercanos; y aunque fueron percibidos notoriamente en el territorio veracruzano, únicamente se registraron y documentaron algunos daños menores en el estado de Veracruz, a causa del segundo de ellos», abundaron.

Sobre el sismo del día de ayer (23 de septiembre) informaron que se presentó nuevamente una secuencia de temblores, siendo el más importarte el ocurrido a las 7:52:59 con una
magnitud de 6.1, a una profundidad de 75 km, al que han seguido algunas réplicas significativas.

«Al respecto, es importante señalar que éstas, en su conjunto, son réplicas del sismo del día 7 de septiembre que continúan manifestándose. Se reitera que los sismos son procesos completamente naturales asociados a la dinámica del interior del planeta, por lo que en México y en Veracruz, debemos continuar y profundizar el desarrollo de una cultura de la prevención del riesgo, de acuerdo con las condiciones específicas de cada región», dijeron.
En ese tenor, se emite un exhorto a la sociedad en general, y a la comunidad universitaria en particular, para que se mantenga informada a través de las fuentes oficiales (Servicio Sismológico Nacional y Secretaría de Protección Civil), evitando la propagación de notas que circulan en redes sociales sin ningún fundamento científico, y que sólo contribuyen a causar alarma y pánico entre los miembros de nuestra sociedad.

Asimismo, el Observatorio Sismológico y Vulcanológico del Centro de Ciencias de la Tierra de la Universidad Veracruzana pone a disposición del público su página de Facebook (https://www.facebook.com/osv.cct), donde realiza el esfuerzo de mantener informada a la ciudadanía con información científica confiable, comprobada y oportuna.

«Reiteramos el compromiso social de la Universidad Veracruzana al participar activamente en la operación de la Red Sísmica de Veracruz, la cual reporta datos a la Red del Servicio Sismológico Nacional. Además, se están llevando a cabo diversos estudios para lograr un mejor entendimiento de este tipo de fenómenos naturales en la región, que conlleve al establecimiento de mejores programas y acciones para la prevención social del riesgo», concluyó el Responsable del Observatorio Sismológico y Vulcanológico Centro de Ciencias de la Tierra.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here