Estudiantes de UV instalan centros de acopio y envían ayuda a damnificados por sismos

Edgar Onofre / UV

La comunidad de la Universidad Veracruzana (UV) desplegó el más grande apoyo en la joven historia de esta casa de estudios para acopiar y enviar, además de vigilar y entregar en algunos casos, decenas de toneladas de ayuda para los damnificados por los sismos de los días 7 y 19 de septiembre pasados.

Como sucedió por todo el país, también en la UV fueron los jóvenes universitarios quienes de forma espontánea y eficaz lideraron a la comunidad para responder en esta situación de crisis. Los estudiantes obtuvieron el respaldo de académicos, trabajadores, investigadores y autoridades universitarias y no sólo se encargaron de convocar al acopio sino de recibir, organizar, embalar, cargar y, en algunos casos, también de llevar personalmente el apoyo a las zonas más necesitadas o vigilar directamente la entrega de los mismos.

Otros jóvenes universitarios decidieron conjuntar los esfuerzos específicos de sus respectivas comunidades a efecto de agilizar el proceso de recolección y entrega de la ayuda recibida. Por ejemplo, en la región Xalapa, muchos de ellos se congregaron en torno a la Coordinación de Asuntos Estudiantiles, a cargo de Juan Capetillo, para conformarse como un colectivo con un esfuerzo y objetivo común.

El Gimnasio “Miguel Ángel Ríos” se constituyó punto de convergencia para los esfuerzos de los universitarios en la región Xalapa. Ahí se conjuntaron las aportaciones y manifestaciones de la mejor voluntad de áreas como Humanidades, Música, Pedagogía, Instrumentación Electrónica, Ingeniería Civil, Comedor Comunitario Universitario, Agronomía, Química Farmacéutica Biológica, Orquesta Sinfónica de Xalapa y la comunidad de la ciudad de Xalapa.

En un segundo momento, este centro de acopio recibió nuevas aportaciones de algunas de las entidades referidas pero también otras de áreas como la Unidad de Ciencias de la Salud: Nutrición, Medicina, Odontología, Bioanálisis, Contaduría, Instituto de Investigaciones Psicológicas, SEA, etc.

En las cinco regiones, los universitarios se dieron a la tarea con toda entrega y energía y una relación preliminar de casos destacados incluye, por ejemplo, a la región Coatzacoalcos, donde, de acuerdo con la Vicerrectoría, se establecieron cinco centros de acopio: dos en el campus Coatzacoalcos (a cargo de las facultades de Contaduría y de Ciencias Químicas), uno en el campus Minatitlán (en la facultad de Medicina), uno más en el campus Acayucan (controlado por la Facultad de Ingeniería en Sistemas de Producción Agropecuaria) y uno en la Universidad Veracruzana Intercultural , sede Las Selvas.

Tan sólo en el centro de acopio de Contaduría y Administración, organizado por la consejera alumna, Leonarda Chávez Arreola, y el catedrático Juan José Chiñas, el apoyo devino en tres entregas programadas: La primera se realizó el 9 de septiembre, en Juchitán, Oaxaca, con dos toneladas de víveres.

La segunda entrega se registró en San Francisco Ixhuatán, Oaxaca, y la tercera se realizará el 26 de septiembre a Ixtepec, municipio del mismo estado. Los demás centros de acopio han recaudado de manera similar en proporción al número de estudiantes de cada dependencia, algunos han dirigido el recurso a los hermanos de Oaxaca y otros lo han realizado a través de organismos solidarios a la causa.

En la región Veracruz, a su vez, los universitarios lograron enviar siete toneladas de apoyo a Oaxaca y nueve a Morelos. Se montaron centros de acopio en todas las facultades, centros de investigación e institutos de la región, así como la Vicerrectoría, mientras que 15 estudiantes se encargaron de la entrega en Oaxaca, específicamente en las localidades de Unión Hidalgo, San Dionisio del Mar y Chicapa de Castro.

En Morelos, los universitarios dirigieron el apoyo hacia San Antonio Alpanocan, Ticuman, Totolapan, Jumiltepec, Axochiapan, Miacatlán, Tepalcingo, Coatetelco, Yautepec y Altavista, organizados en un equipo de 45 voluntarios.

Por la región Poza Rica -Tuxpan, los estudiantes encabezaron colectas desde las facultades de Contaduría, Pedagogía, Trabajo Social, el Sistema de Enseñanza Abierta, Ingeniería Química, Mecánica- Eléctrica, Civil, Electrónica, Arquitectura, Enfermería, Psicología, Medicina, Odontología, Contaduría y Ciencias Biológicas, que registró una primera entrega de 12 toneladas de apoyo.

La respuesta vino tanto de la comunidad universitaria como del público en general. Los alumnos clasificaron los productos, borraron los códigos de barra de los mismos y escribieron mensajes de apoyo en cada producto donado. El esfuerzo de los universitarios también contó con el respaldo de la Cámara Mexicana de la Industria  de la Construcción Veracruz Norte, la cual aportó un camión para realizar el primer envío entregado en Jojutla, Morelos.

En la región Orizaba -Córdoba se instalaron nueve centros de acopio, los cuales fueron coordinados por los Consejeros Alumnos y atendidos por diferentes comisiones integradas por miembros de la comunidad estudiantil. Los centros se ubicaron en las Facultades de Arquitectura, Ciencias Biológicas y Agropecuarias, Ciencias Químicas, Contaduría y Administración, Enfermería, Ingeniería, Medicina, Odontología, UVI sede Grandes Montañas y SEA.

La ayuda recolectada se distribuyó -y continúa haciéndose- entre damnificados de localidades de las Grandes Montañas en la Sierra de Zongolica, para municipios como Juchitán, Ixtepec y Salina Cruz del estado de Oaxaca, el municipio de Tepexco de Puebla, y para la Ciudad de México.

En esta zona también fueron los estudiantes quienes se encargaron de trasladar y entregar la ayuda recolectada, organizando una recaudación extra para el pago de gasolina y peaje. Miembros de las comunidades de las Facultades de Contaduría y Administración e Ingeniería, reportan que han aportado en los centros de acopio de otras instituciones de la región como la Cruz Roja o asociaciones civiles.

Además, ante el llamado de los directores de la Escuela Primaria “Benito Juárez”, del municipio de Córdoba, y del TEBAEV del municipio de Amatlán de los Reyes, la Facultad de Arquitectura realizó recorridos de inspección y diagnóstico encontrando daños ligeros de fisuras menores a un milímetro (mm) de espesor en ambos planteles, sin riesgo estructural para poder reanudar actividades.

De entre los casos específicos de facultades y entidades universitarias, al cierre de esta comunicación la Facultad de Derecho reportaba una colecta masiva que incluyó el apoyo de la Escuela Normal Veracruzana, instituciones de Educación Básica y Media Superior, públicas y privadas y la sociedad en general. Un grupo de seis estudiantes salieron de Xalapa siguiendo al camión con el apoyo, el cual se descargó en Atlixco, Puebla.

Los estudiantes contactaron con sus pares de las universidades de Morelos y Puebla, quienes los recibieron para apoyarlos en la recepción y distribución de los bienes.

En la UVI Totonacapan, se montaron tres centros de acopio y lo recolectado fue concentrado en el Museo “Teodoro Cano” en Papantla, encargado de trasladarlo a través de asociaciones civiles.

Mientras tanto, en Enfermería, Xalapa, ya regresaron los brigadistas que prestaron sus servicios en zonas de contingencia en Puebla. Los directivos de esta Facultad celebraron este esfuerzo individual y colectivo, pleno de voluntad y decisión. El equipo estuvo conformado por los estudiantes Verónica Guzmán Castro, Eduardo Mendoza Rivera, Orith Abigail Ojeda García, Valeria Hernández Mendoza, Edgar Xavier Gonzalez, María de Lourdes del Carmen Lorenzo, Federico Chigo Pucheta, Ángel Alfredo López Lagunes, Kevin Yibrath Hernandez Rojas y María Nely Salazar González, coordinados por el profesor Pablo Zavaleta Zendejas

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here