Zonas arqueológicas monumentales de Perote, en riesgo por el saqueo

Francisco De Luna / Hora Cero

Perote, Ver.- El saqueo y la expansión de la mancha urbana son los principales factores que dañan a las zonas arqueológicas que han sido descubiertas y estudiadas por los estudiosos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en el municipio de Perote.

Hasta el momento tienen localizadas hasta cinco zonas monumentales, en donde actualmente se realizan intervenciones de conservación.

“En Perote hay varios vestigios prehispánicos y monumentales”, confirmó José Antonio Contreras quien durante la última década ha realizado investigaciones en esta región veracruzana.

A decir del especialista, los edificios tienen estructuras que van desde los 10 hasta los 15 metros de altura.

Por los saqueos que han sufrido estas zonas, dijo que ahora se reservan las ubicaciones precisas de estas ciudades de piedra “aunque de cualquier manera los habitantes de las comunidades de Perote, saben en dónde están”.

Él atribuye que estos robos ocurren porque los ciudadanos creen que pueden encontrar “la olla de oro”, cuando en realidad sólo desgracian a los elementos que pueden hacer aportaciones históricas.

Los trabajadores del INAH han realizado las intervenciones de conservación en estos monumentos, aunque para poder hacer el rescate total de las pirámides necesitaría de una inversión incalculable en millones de pesos.

Comentó que no es lo mismo hacer estudios en las áreas que han sido excavadas porque se alteran la información, ya que incluso hay piezas que suelen estar incompletas y por lo tanto resulta más complicado determinar a qué culturas pertenecieron.

Pero no sólo vestigios arqueológicos han sido localizados en el altiplano, también restos de la megafauna, que son de mamut y evidencias de los primeros cazadores, aunque refirió que esta información se sigue trabajando.

Para el INAH todos estos trabajos representan avances en datos para la historia y consideran que serían puntos muy detonantes para impulsar económicamente a la región a través de las promociones turísticas.

Sin embargo, también se tienen que determinar qué tan viable es echar andar un proyecto de esa magnitud porque el hecho de abrirlo al público también traería responsabilidades más grandes en materia de conservación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here