Interviene CEAPP en violación de derechos laborales de periodistas de Poza Rica

Jesús Rodríguez

Poza Rica, Ver.- Personal del Jurídico de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas (CEAPP), se presentó este jueves ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, con sede en esta ciudad, para acompañar a trabajadores del periódico El Mundo de Poza Rica, a cuyos dueños reclaman pagos por quincenas que no han sido cubiertas, además de despidos injustificados.

El impreso, que ya no circula en ésta ciudad desde hace aproximadamente un mes, es parte de la Editorial LIRAGO S.A. de C.V., del empresario de la construcción Gil Lira Granillo, también excandidato a la presidencia municipal por Papantla, y de su esposa Lizeth Gómez.

De acuerdo con Bladimir Ramírez Ronquillo, del departamento jurídico de la CEAPP, este martes se dio el acompañamiento para un trabajador que reclama varias quincenas en que su trabajo no ha sido pagado por la empresa.

Agrega que otros trabajadores también se presentaron respaldando a su compañero, y por otra manifestando que también han sido objeto de violaciones a sus derechos laborales, pues de igual forma no han pagado sus correspondientes prestaciones.

Describe que en diálogo con los representantes de la empresa, éstos han manifestado no contar con recursos para realizar los pagos, por lo que se le dará continuidad al proceso jurídico y a las audiencias correspondientes para hacer efectivo el pago de los derechos laborales de los trabajadores.

Jorge Rodríguez Hernández, trabajador que este día se vio acompañado por parte del personal Jurídico de la CEAPP, para la audiencia conciliatoria, lamentó la evasión de la responsabilidad de parte de la empresa, pues al menos en su caso son varios los meses que se tienen de adeudos.

«Están utilizando una serie de mentiras para no pagar», describió el entrevistado, quien señaló que la empresa argumenta que él se separó voluntariamente del trabajo que venía desempeñando en la empresa, y que incluso fue indemnizado por la cantidad de $ 26 mil pesos, situación que en la realidad nunca ha ocurrido.

«Si eso hubiera pasado, no estaría reclamando», indicó.

Hay otros trabajadores que también enfrentan una condición similar a la del empleado ofendido, y por ello indicaron que se sumarán a la interposición de recursos jurídicos para resolver su situación y que finalmente se pueda dar la debida respuesta al reclamo por el derecho laboral que les corresponde.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here