La vuelta a Veracruz en un teclazo

Empresas socialmente responsables en Veracruz: cuando no todo es blanco y negro

Por Yamiri Rodríguez Madrid
Si bien es cierto que en los últimos meses la transnacional suiza Nestlé, ha estado en medio de la polémica en la región de Xalapa-Coatepec por ser una de las beneficiadas con la introducción del gasoducto, lo cierto es que también tiene unos puntos a su favor en el desarrollo de la zona.
A pesar de que desde hace tiempo los vecinos de la comunidad de la Orduña, en el municipio cafetalero, se quejan también de la destrucción del camino, si dicha planta no estuviera en este punto de la entidad veracruzana, no habría un considerable número de empleos formales bien pagados, ni casas en renta, ni toda una economía que ha surgido en torno a la empresa.
Otro ejemplo más claro es que en su reciente participación en la edición 15 de la Cumbre de Negocios, celebrada en el estado de San Luis Potosí, Nestlé mostró un exitoso programa social que aplica en sus plantas, incluida la veracruzana: el modelo dual.
Muy cerca de la planta hay un Conalep en Coatepec, de ahí se han reclutado algunos estudiantes, de los 70 que hay en las 19 factorías, entre los 15 y 17 años de edad. Ellas y ellos son parte de un programa aprendiz que les permite adquirir conocimiento en las aulas y experiencia en la campo laboral, en turnos de 6 horas diarias en la empresa.
Se trata de un modelo que se aplica en su país de origen, con grandes resultados, desde hace ya varios años y que además de formar a los jóvenes, le permite a la empresa contar con un pull de talentos técnicos, eso sin mencionar que a la par incide en la reducción de la criminalidad en las regiones que se aplica.
Lo mejor aún es que ninguno de estos 70 estudiantes de Conalep que han sido reclutados por Nestlé ha abandonado el programa por lo que la intención es que, literalmente, otras empresas se copien del modelo y les den la oportunidad a los jóvenes de comenzar a forjarse en el mundo laboral.
Si bien Veracruz no es un estado industrializado como lo es Nuevo León o Querétaro, bien podría dárseles la oportunidad en el sector servicios pues se trata de un modelo ganar/ganar: la empresa puede contar con la mano de obra calificada que requiere y, los jóvenes, adquirir la tan necesaria experiencia en áreas donde sí haya demanda.
No es una de cal por las que van de arena pero a final de cuentas, no todo es blanco ni es negro y este es un claro ejemplo.
@YamiriRodríguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here