Denuncian a comisionado de la ONU para Refugiados por extorsión a migrantes

Francisco De Luna / Hora Cero

Acayucan, Ver.-En la Estación Migratoria de Acayucan, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), extorsionan a los migrantes en la zona sur del estado de Veracruz, acusó el representante pastoral de “Hermanos en el Camino”, José Luis Reyes Farías, quien indicó que de acuerdo con la información recabada, detectaron que dentro de las cárceles migratorias existen celdas oscuras y otras que son utilizadas para castigo.

De acuerdo con esta agrupación que encabeza el defensor de los Derechos Humanos, padre Alejandro Solalinde, se trata de la delincuencia “institucionalizada” la que ha dañado más y dificulta el paso de los migrantes por tierras veracruzanas.

La Comar se ha pervertido en la zona sur, “ocupada como instrumento a un órgano internacional dependiente de la ONU que es el Acnur, organismo que tiene que ser de apoyo, se ha convertido en un instrumento operativo”, dijo Reyes Farías.

Expuso que entre los señalamientos que existen es que estos organismos han tomado decisiones sobre el destino de los refugiados, a quienes los mandan a distintas ciudades del estado, los separan de sus acompañantes o les exigen desde los 3 mil pesos o más para no apartarlos de los grupos con los que viajan.

Dijo que el Alto Comisionado, no puede decidir el destino del migrante, porque no es su misión.

“Hay dos organismo encargados de atender y verificar la estancia legal de los migrantes en el país, y son el Instituto Nacional de Migración (INM) y el organismo creado por Segob para atender a los migrantes que solicitan el estatus de refugiados, pero la realidad del migrante hoy es grave, con el riesgo de perder la vida por amenaza de grupos delincuenciales”, indicó José Luis Reyes.

Muchos de los migrantes han huido de los países colindantes con México y en su andar han llegado a Veracruz donde se refugian, tras escapar de los grupos delincuenciales “quienes salen no lo hacen buscando un sueño o mejor condición de vida. Lo único que buscan es dónde resguardar sus vidas” señaló.

Sin embargo en la Estación Migratoria, Acnur y Comar, se enfrentan a otra realidad ya que son obligados a pagar para que, supuestamente, les garanticen su estatus de refugiados en México que oscilan entre los e mil pesos o más.

Les advierten que si no pagan esas cuotas entonces serán regresados “es ahí donde está el negocio, Acnur y Comar son un instrumento de extorsión, es un amafiato perverso”, dice el representante pastoral “Hermanos en el Camino”.

Tan sólo en lo que ha transcurrido de este mes de octubre, Reyes Farías, dio a conocer que tienen 25 casos registrados por las quejas de los migrantes refugiados, quienes han solicitado el apoyo a Hermanos del Camino, señalando que sus derechos han sido violentados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here