Guaruras del IMSS, una pesadilla para derechohabientes

Francisco De Luna / Hora Cero

Xalapa, Ver.-Las quejas de los derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) contra los guardias de seguridad, va en aumento. Denuncian malos tratos y que además impiden el paso a los pacientes.

Pero también detienen a las ambulancias que trasladan a personas a las áreas de urgencia y los socorristas llegan a permanecer en las entradas hasta más de 20 minutos, en tanto los vigilantes deciden dar el acceso.

La mamá de Manuel, fue trasladada a la clínica 11 del IMSS, por complicaciones en los pulmones y era urgente la revisión médica.

Entonces a bordo de un taxi, salieron de la colonia Benito Juárez de la ciudad de Xalapa, pero al llegar a la entrada, esta policía no permitió el paso del transporte hasta las puertas principales del nosocomio.

Los obligaron a bajar del carro, les indicaron que estaba prohibido el paso de la unidad, y que antes deberían identificarse como derechohabientes y si es que ya contaban con alguna cita, sólo de esa manera podrían ingresar.

Los portones a toda hora permanecen cerrados, abren un poco la reja para dar acceso a los visitantes. Todo el inmueble está rodeado de barrotes en color verde.

Esta clínica se ubica entre las calles Nicolás Bravo y Sebastián Camacho, en la colonia Lomas del Estadio de la ciudad de Xalapa.

Pero Manuel, cuenta que no era el único que enfrentaba en ese momento las mismas acciones que él calificó de prepotencia por parte de los custodios que tienen como logotipo la leyenda de ‘Seguridad Industrial’, “ellos de todas las maneras posibles intentan que uno no pueda pasar”.

Me preguntaron a dónde iba, qué especialista iba a ver y la hora de la consulta. Obligan a mostrar la tarjeta de citas, a pesar de las urgencias que como pacientes tenemos, cuenta el indignado derechohabiente.

“Si llegas ante de tu cita no puedes pasar, te dejan sentado afuera, ahí en la barda y hasta que ellos digan es así como puedes pasar. A ellos no les importa si uno está adolorido o qué tan enfermos lleguen los pacientes” indicó.

Sin embargo, se percataron que el trato es aún peor con aquellas personas que van a visitar a sus familiares internados; a ellos los dejan afuera porque no les dan la oportunidad de ingresar, situación que ha generado mayor número de inconformidades.

Cuentan que a pesar de las quejas ante el IMSS, los directivos no han dado solución a estas arbitrariedades. Por esas razones y ante la impotencia de los familiares de pacientes han llegado al grado de agarrarse a golpes con los guardias de seguridad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here