Hora Cero

Perote
Luis Alberto Romero
Por ser origen y base del senador José Francisco Yunes Zorrilla, uno de los más viables aspirantes del Partido Revolucionario Institucional a la candidatura al gobierno del estado, el municipio de Perote es al tricolor lo que Boca del Río es al Partido Acción Nacional.
En el blanquiazul, al menos una parte de la vida interna del partido en la entidad gira en torno al municipio boqueño, debido a que una de las más fuertes cartas, con miras a la postulación al Poder Ejecutivo del Estado, es actualmente alcalde del lugar, Miguel Ángel Yunes Márquez.
Si bien en Perote no ocurre lo mismo, porque el alcalde saliente ya no pide queso, sino salir de la ratonera, ese municipio es el punto de partida del actual senador, José Francisco Yunes, que podría convertirse en el candidato priista y en el hombre que apuntale en la entidad a quien podría ser el próximo abandero a la Presidencia de la República, José Antonio Meade.
Con el evidente apoyo del senador priista, el doctor Juan Francisco Hervert llegará a la presidencia municipal de Perote con el compromiso de hacer de ese lugar un punto donde el desarrollo, la generación de empleos y el combate a la pobreza sean el sello distintivo; a fin de cuentas, el trabajo que se realice en ese lugar, desde el inicio de la próxima administración, será una de las cartas de presentación de Yunes Zorrilla, quien por años ha gestionado cuantiosos recursos para el municipio que ha gobernado y representado en el Poder Legislativo.
Hervert Prado llega a la presidencia municipal a pesar de todos los puntos que tuvo en contra: el Movimiento de Regeneración Nacional creciendo como ninguna otra fuerza política; los operadores del gobierno del estado trabajando fuerte en ese lugar para buscar descalabrarlo, dado que una derrota podría haber representado un duro golpe para una de las cartas más fuertes del priismo veracruzano, Pepe Yunes; por si fuera poco, una candidata independiente que tuvo el apoyo de al menos dos ex alcaldes.
Al final, la aspirante independiente, la señora Emilia Yunes, no creció como esperaban los pronósticos.
La fuerza política que sí subió fue Morena en Perote, como en toda la entidad veracruzana, dado que en ese municipio inició de cero y logró una importante cosecha de votos.
Si a esos factores agregamos las traiciones internas, como la que representaron los hermanos Arcos Roldán, cuya fuerza y presencia en ese municipio quedaron en evidencia por los resultados que lograron apoyando al PAN, entenderemos el mérito de la victoria del candidato del PRI.
La elección municipal quedó atrás; hoy, el priismo peroteño vela sus armas esperando la batalla de 2018, cuando su líder busque sacar al PAN de Palacio de Gobierno, una empresa que se antoja sumamente complicada por el desgaste de su partido, por el crecimiento de Morena y por el ejercicio del poder de los Yunes de Boca del Río.
El doctor Hervert nos comenta que ya realiza gestiones para que su trabajo se vea reflejado desde el primer día de la administración. Nos cuenta, de igual manera, que ha tocado puertas en el gobierno federal, a fin de conseguir apoyos y recursos extraordinarios; sin duda, sabe que la mira estará puesta sobre su municipio, particularmente durante el primer semestre de 2018. @luisromero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here