Nuevo yacimiento petrolero en Veracruz podría duplicar su tamaño

Redacción

La actividad exploratoria que han realizado las empresas privadas y Pemex en cuatro meses, arrojó dos descubrimientos importantes, cada uno con potencial de casi mil 500 millones de barriles de crudo.

Por su magnitud los yacimientos, Ixachi-1 y Zama-1 podrían ayudar a componer la trayectoria que seguía México en materia de descubrimiento de campos petroleros, caída de reservas, de producción de crudo y gas, y tasas de restitución de reservas petroleras.

Desde 2013 los volúmenes de hidrocarburos descubiertos por Pemex empezaron a caer. En ese año reportó hallazgos por mil 163 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, 32.8% menores a los del año previo, colocando la tasa de restitución de reservas (porcentaje que se cubre con nuevos descubrimientos de los niveles de extracción anual) en 87.2% a nivel de reservas 3P.

Esta situación contribuyó en parte a una caída de la plataforma de producción de aceite del orden de 1.1%. Para 2014, los hallazgos sumaron 837 millones de barriles. Pemex estaba encontrando menos recursos y la tasa de restitución cayó a 64.8%.

Consecuentemente, la producción de petróleo crudo cerró en 2 millones 430 mil barriles diarios en promedio, 900 mil barriles diarios menos que el ejercicio anterior.

Un año después los descubrimientos fueron todavía menores, alcanzando 651 millones de barriles de petróleo crudo equivalente y la tasa de restitución cayó a 55.6%

La relevancia del descubrimiento anunciado ayer consiste en que por sí solo, el pozo Ixachi-1 aportaría 350 millones de barriles de petróleo crudo equivalente (bpce), volumen que representa la mitad de los 684 millones de barriles de petróleo crudo equivalente que aportaron los cinco descubrimientos realizados durante el año pasado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here