Hora Cero

Veracruz, desocupación y economía informal

Luis Alberto Romero
El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática dio a conocer este martes los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, con cifras actualizadas al tercer trimestre del presente año. Revela que la población desocupada, personas que no trabajan ni siquiera una hora a la semana, se ubicó en 1.9 millones de mexicanos.
Dicho trabajo del Inegi ubica la tasa de desocupación en 3.3 por ciento; y la de subocupación (personas que tienen trabajo pero el ingreso no les alcanza y, por tanto, están en disponibilidad de encontrar otro empleo e ingresos adicionales), en 6.9 por ciento.
Entre la población desocupada y la subocupada suman 5.6 millones de personas. Aun así, en ambas casillas establece la fuente un avance con relación al trimestre anterior y también al mismo periodo del año pasado.
En más datos de la Encuesta, destaca que la Tasa de Informalidad Laboral se ubica en 57.1 por ciento, con relación a la Población Económicamente Activa. En esa situación laboral se encuentran 30 millones de mexicanos. Por otro lado, 26.7 por ciento fue colocado en la casilla de la Ocupación en el Sector Informal, otros 14 millones de mexicanos que se dedican al trabajo doméstico remunerado, al trabajo agropecuario no protegido y o que son trabajadores subordinados que aunque trabajan en unidades económicas formales, lo hacen en modalidades fuera de la seguridad social.
El Inegi, al dar a conocer los resultados de la ENOE, informa lo que ya se sabía de antemano: que la gran mayoría de los trabajadores mexicanos laboran o dependen de actividades del sector informal (unidades económicas no agropecuarias operadas sin registros contables).
Por lo que toca a los estados de la República, las que tienen las mayores tasas de participación en la actividad económica del país son Quintana Roo, Colima, Baja California Sur, Nayarit y Yucatán; en tanto que, por el tamaño de su población, las entidades que más empleos generan son Estado de México, Ciudad de México, Jalisco, Veracruz, Puebla y Guanajuato.
La entidad veracruzana tuvo los siguientes números: 104 mil 737 desocupados, para un porcentaje de 3.2. 8.7 por ciento de la población se encuentra desocupada o con ocupación parcial, lo que le ubica debajo de la media nacional, que es de 9.4.
En otros datos, 18.1 por ciento de la Población Económicamente Activa de Veracruz tiene condiciones críticas de ocupación; la informalidad laboral, que tiene una media nacional de 57.2, en Veracruz llega al 69.9 por ciento; en tanto que la ocupación en el sector informal está justo en la media de todo el país, 26.6.
¿Qué nos dicen esos últimos datos?; básicamente que de cada 100 trabajadores veracruzanos, casi 70 laboran al margen de las contribuciones fiscales y de la seguridad social.
Si cruzamos ese dato, el 69.9 por ciento de ocupación en el sector informal (tercer trimestre de 2017), con los indicadores de pobreza del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, encontraremos que la carencia por acceso a la seguridad social ha registrado un aumento en Veracruz: en 2010 ese indicador de Coneval se ubicó en 69.2; en 2012 y 2014 en 68.5; y en 2016, en 68 por ciento.
Lamentablemente, los más recientes datos del Inegi indican un incremento en el número de veracruzanos en esa situación laboral, sin seguridad social y en la mayoría de los casos, tampoco sin prestaciones.
La buena noticia podría ser que los números relacionados con la desocupación en Veracruz, 3.2 por ciento, se ubican debajo de la media nacional, 3.6. Tabasco, por ejemplo, tiene el doble de porcentaje de personas desocupadas (6.9), en tanto que la Ciudad de México también presenta malos números (5.2).
El problema es que para el Inegi, si una persona trabaja una hora a la semana ya no se le puede considerar desocupada, aunque no tenga ni para comer. @luisromero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here