La vuelta a Veracruz en un teclazo

Descuento del 100 por ciento en pecados en Xalapa

Por Yamiri Rodríguez Madrid
Este fin de semana se efectuará el llamado Buen Fin, estrategia comercial mediante la cual muchos compran lo que ni siquiera necesitan y lo pagan por infinidad de meses, incluso mucho tiempo después de que el producto se agotó. Por eso, la Arquidiócesis de Xalapa se puso creativa y también lanzó, a través de sus redes sociales, su promoción anunciando que vía confesión, perdonará el cien por ciento de los pecados.
Guasa o no, no vaya a ser que una larga fila de políticos veracruzanos, de todos los colores, se arremoline en los confesionarios de la catedral veracruzana, que es la que más cerca les queda, para expiar sus culpas por todo lo saqueado, los reprimidos y desaparecidos, por citar unos cuantos ejemplos.
Ya vio usted al ex gobernador Javier Duarte de Ochoa en entrevista televisiva este miércoles en Imagen, amagando con que un día de estos, como Niurka, contará su verdad, aún y cuando se hizo negocio en todas las dependencias durante 6 años pero, eso sí, lo veía usted por lo menos dos veces al año, junto con todo su gabinete, en la misa de Don Hipólito Reyes Larios.
Pero tiene del otro lado al candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, quien garantiza que con pasarse a Morena, los que antes eran corruptos quedan ya con eso arrepentidos, limpios de toda culpa, en un discurso mesiánico, como cuando sumó a sus filas al ex candidato del PRI a la alcaldía de Villahermosa, Evaristo Hernández Cruz, y por lo que lo llamaron el chamán de la política.
Dura la competencia para el catolicismo pues ya no solo son los cristianos, evangélicos, Testigos de Jehova y demás credos, sino ya también desde la trinchera política por lo que ahora, en un acto de desesperación, tuvieron que recurrir a la mercadotecnia de El Buen Fin. Dudo que las filas de los confesionarios alcancen las dimensiones de las de las cajas de Liverpool.
@YamiriRodríguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here