Desde el Café

Van de gane esos señores
Bernardo Gutiérrez Parra

Maestros, padres de familia y alumnos de las escuelas de Chiconquiaco, decidieron parar labores por el resto de la semana debido a la inseguridad y violencia que priva en ese pequeño municipio de la zona centro de Veracruz.

El paro no fue sólo en la cabecera municipal sino en las escuelas de sus 27 congregaciones y 18 rancherías.

“Estamos hartos de todo; de robos, asaltos, amenazas, secuestros, ejecuciones y extorsiones. No somos gente de dinero, somos personas que apenas ganamos para irla pasando, pero los delincuentes nos persiguen como si tuviéramos millones. Estamos hartos de que el gobierno no vea para este lado y por eso es que organizamos este paro; porque tememos por la seguridad de nuestros hijos y también de los maestros” me dijo telefónicamente un amigo que vive ahí.

Chiconquiaco tiene apenas 15 mil habitantes, pero todos tienen una peculiaridad; no hay uno solo que no haya sido amenazado o extorsionado por la delincuencia.

“Tenemos miedo y vivimos con la zozobra de no saber quién será el próximo extorsionado o levantado. Ahora (los delincuentes) la han agarrado contra los maestros. Así no se puede vivir” me dijo mi amigo.

Por su parte el secretario general de la sección 56 del SNTE, Mario Hernández Sánchez, dijo en Xalapa que más de diez maestros han sido secuestrados o levantados en los últimos meses en diferentes puntos de la entidad, y al menos cuarenta han pedido su cambio de adscripción por la falta de seguridad en las ciudades donde trabajan.

“Muchos han sido extorsionados, amenazados y viven con miedo. Todo Veracruz es una zona roja porque está convulsionado por la inseguridad” dijo el líder y la verdad es que no le falta razón.

Desesperados, los ciudadanos de Chiconquiaco enviaron una carta a Yunes Linares donde más que exigirle, le suplican que mande a la fuerza pública, pero quién sabe si el gobernador la haya leído.

Este miércoles en Boca del Río, al inaugurar la nueva estación de bomberos, Yunes Linares dijo que ese municipio gobernado por su hijo, es el de más alto grado de desarrollo humano del estado y uno de los más importantes del país en ese renglón.

Caray qué bueno, qué bien.

Pero ¿qué con Chiconquiaco, Zongolica, Las Choapas, Misantla, Yanga y cien municipios más, atrasados hasta el pecado y atormentados por la inseguridad? A esos ¿que se los lleve el diablo?

Van estos datos: 2 mil 220 ejecuciones; 163 secuestros; 19 mil 343 robos de los cuales 2 mil 492 fueron robo de vehículos con violencia y 234 robos con violencia a casas habitación.

No, no es el parte de guerra de un país en conflicto bélico, son los datos proporcionados por el Sistema Nacional de Seguridad Pública sobre los primeros once meses Yunes Linares como gobernador.

Y la delincuencia sigue.

Por lo pronto, ya lograron que cierren todas las escuelas de un municipio veracruzano.

Ni hablar, van de gane esos señores.

bernardogup@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here