Hora Cero

Alerta en Pacho Viejo

Luis Alberto Romero

Una llamado de alerta al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y al Secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marie, sale del Penal de Pacho Viejo, desde donde se acusa al director Gabriel Jiménez Ramírez de presuntos actos de abuso de autoridad.

Desde la llegada de dicho funcionario al cargo, el pasado 5 de julio del presente año, la vida interna del penal ha cambiado; y Jiménez Ramírez se ha ganado la enemistad y la animadversión de los internos.

Además de la supuesta venta de enervantes, lo que habría aumentado en este Centro de Readaptación Social ha sido el interés del director por el fútbol, una de las pasiones que más le mueve en este encargo que tiene.

Le gusta y le apasiona tanto, que él mismo presume tacos y se mete a la cancha a jugar. Hace algunos días jugó la selección de internos de Pacho, con un resultado adverso; los reos de ese penal perdieron el encuentro y el director, molesto por esta derrota, se peleó con el árbitro.

Pero estas anécdotas caseras, internas, son poca cosa si se les compara con las acusaciones que un grupo de empleados le enderezan en una carta que han hecho circular y de la cual tenemos copia.

En la misiva, dirigida al gobernador Miguel Ángel Yunes, al Secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié; y al Director de Prevención y Reinserción Social, los quejosos acusan directamente a Gabriel Jiménez Pérez y al Subdirector de Seguridad y Custodia, Arnulfo Pérez Pérez, de “abuso de poder”.

Aseguran que a través de su enlace administrativo Miguel Ángel, alias “El Gordo”, les cobran a sus compañeros, encargados de áreas administrativas, entre 5 mil y 10 mil pesos.

Se dice que a ello se debe la destitución de Elizabeth Herrera, quien fungía como encargada del área de promotoría deportiva, quien no quiso pagar la cuota y fue despedida.

A quienes han protestado prácticamente les señalan la puerta y les indican que si no les parece, pidan cambio de penal. De igual manera, a quienes acuden a otras instancias les hacen ver que el director fue impuesto directamente por el Secretario Jaime Téllez Marie y no por el Director Raúl Platón del Cueto.

Otra denuncia delicada se refiere a la disputa de dos grupos delictivos por el control interno de los negocios del Penal. Los restaurantes, tiendas y venta de tabaco estarían ya en manos de un sujeto apodado “El Pollo”; en tanto que la venta de enervantes y el cobro de ingresos en zonas de medidas cautelares también tendrían dueños.

El responsable del ingreso de estos productos ilícitos, cuentan los empleados, serían un subdirector y un custodio.

Esta situación y la lucha de los dos grupos delictivos ha convertido al Penal de Pacho Viejo en una bomba de tiempo.

“Señor Gobernador, le imploramos su pronta intervención antes de que este centro que por mucho tiempo se había caracterizado por su tranquilidad se una a la estadística como los penales de Topochico en Monterrey; Las Cruces en Guerrero o Chiconautla en el Estado de México”, concluye la misiva.

Las autoridades responsables tendrán que verificar la autenticidad de estas denuncias y actuar de inmediato, para evitar una situación mayor, de trágicas consecuencias.

Ese llamado de auxilio y la voz de alerta deben ser interpretados como un aviso de que algo anda mal en ese penal, que tiene como huéspedes distinguidos a varios integrantes del gabinete duartista.

Es una buena oportunidad, además, para que el gobierno veracruzano compruebe o descarte las quejas y actúe en consecuencia; o para que al menos revise de manera minuciosa las condiciones en que opera esta cárcel. @luisromero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here