Desde el Café

Meade para Los Pinos; Pepe Yunes para Veracruz
Bernardo Gutiérrez Parra

Con el destape de José Antonio Meade como precandidato del PRI a la presidencia de la República, lo único que falta es que el senador José Yunes Zorrilla sea nombrado precandidato del tricolor a la gubernatura de Veracruz, para que la felicidad de los priistas estatales sea completa.

Es cuestión de tiempo para que una vez cubiertos los formalismos, Pepe Yunes sea ungido abanderado y con ello logre de entrada unificar a un partido que quedó cuarteado, maltrecho, desunido y muy resentido, tras el desastroso gobierno de Duarte, pero sobre todo, tras la derrota de Héctor Yunes Landa en la anterior contienda.

El fin de semana que pasó fue de incertidumbre para los priistas, sobre todo después del balde de agua helada que les aventó Enrique Peña Nieto desde Baja California Sur, en contestación a las palabras que pronunció Luis Videgaray al presentar a su entrañable amigo José Antonio Meade, en una reunión con diplomáticos acreditados en nuestro país.

Videgaray se deshizo en elogios hacia Meade y esto fue interpretado por los analistas políticos como un pre destape.

Tanto se agitaron las aguas que Peña Nieto tuvo que salir a decir: “Andan bien despistados todos, el PRI no habrá de elegir a su candidato a partir de elogios o aplausos”.

Ese mismo día (jueves) sucedieron dos cosas: un diario de circulación nacional dijo que era “inminente” la renuncia de Videgaray por saltarse las trancas y dos, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo a sus cercanos que aún seguía en la pelea y que se prepararan para lo que vendría.

Y lo que llegó fue el viernes con una reunión de los suspirantes con el presidente. Y ahí supo Osorio Chong que él no sería el elegido y que nunca lo fue.

Y nuevamente otro diario capitalino metió jiribilla el viernes por la noche: “Osorio Chong no va; quedan Meade y Nuño”.

Por la noche de este domingo surgió el rumor de que Meade iría a la dirección del Banco de México y el elegido sería Aurelio Nuño.

Pero la duda la despejó este lunes el mismo Peña Nieto y con eso le despejó también el camino a José Francisco Yunes Zorrilla que siempre ha su candidato al gobierno de Veracruz, como lo es de Meade y de Luis Videgaray.

Reitero, ya sólo falta el simple formalismo.

Si desde ahora quieres patentizarle tu apoyo a Pepe lo puedes hacer sin temor a un cambio de última hora, lector. En lo personal, yo le vaticiné hace once años en Coatzacoalcos que sería candidato a gobernador y que ganaría. Pero me pregunto, ¿se acordará?

Crimen y desaire

El crimen cometido la mañana de este lunes en Pánuco contra Yendi Guadalupe Torres Castellanos, Fiscal Especializada en Delitos Sexuales y contra la Familia, no es otra cosa que el resultado de la inoperancia con la que actúan las policías bajo el sistema de seguridad implementado por el gobierno de Miguel Ángel Yunes.

Quizá por eso más de una docena de alcaldes desairaron su invitación a la Base Naval de Antón Lizardo, donde les hablaría de las bondades de tener otra vez, en sus lugares de origen, a policías municipales.

Pero con su inasistencia los alcaldes se perdieron de escuchar una buena noticia: “Esta semana disminuyeron las ejecuciones de seis a cinco. No tuvimos secuestros; no tuvimos privaciones de libertad; no tuvimos extorsiones. Bajó el robo; no hubo robo a banco; robo a vehículos bajó; robo a casa habitación bajó; robo a transeúnte bajó”.

Eso dijo el señor gobernador… con todas sus letras.

bernardogup@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here