Proyecto LIZA, creado por veracruzanos, podría cambiar la historia de la medicina

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.-LIZA, es un proyecto que podría cambiar la historia en la medicina. Sus creadores son veracruzanos. El equipo está integrado por tres jóvenes profesionistas que decidieron participar en el concurso que lanzó History Channel.

Se trata de la competencia, “Una idea para cambiar la historia 2017” donde la noche de este domingo 26 de noviembre, pasaron a la final. Compitieron contra más de 3 mil proyectos a nivel mundial.

Ishtar Rizzo y Chrystian Zornoza, ambos de Orizaba y Eduardo Lozano Ontiveros de la ciudad de Xalapa, participaron con el proyecto LIZA que se trata de una prueba rápida y económica para detectar Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un millón de personas son contagiadas cada día con alguna ETS. Y, al no ser detectada a tiempo, pueden ocasionar abortos, infertilidad, cáncer y muerte.

Ante esta realidad, se ha desarrollado LIZA, una prueba que las personas pueden realizar en la privacidad de su hogar, ocho veces más económica que una prueba de laboratorio, con resultados en 10 minutos y a través de la orina, lo cual ayuda a reducir los contagios inconscientes, al facilitar y hacer accesible la revisión en todas las personas.

Los veracruzanos pasaron las diversas etapas, desde la evaluación de los jueces del 4 al 20 de septiembre quienes elegirían diez ideas, mismas que serían anunciadas en History Channel a partir del 1 de noviembre.

Y a partir de ese día y hasta el 27 de este mismo mes el público podría votar y elegir su idea preferida.

LIZA, alcanzó una votación de 25 mil 40 votos, de acuerdo con la información de la página web de History Channel, se hizo mención de los cinco finalistas.

Entre los proyectos finalistas está: Yawa, una turbina eólica para generar agua potable; Biobyte, un aplicador de fármacos por ultrasonido; Mivos, un traductor de audio en lenguaje de señas; T-Flex, una órtesis robótica para tobillos, y LIZA, una prueba rápida y económica para detectar enfermedades de transmisión sexual.

Mencionó que al pasar a la final, que se llevará a cabo el 6 de diciembre en la Ciudad de México, podrán conocer a los miembros del jurado, todos ellos reconocidos expertos en medicina y otras disciplinas, como la doctora Tessy López, de México, experta en nanotecnología y nominada al Premio Nóbel de Química.

Los otros proyectos finalistas son: Yawa, proyecto de turbina eólica para la generación de agua potable, el cual funciona por medio del accionamiento de válvulas, las cuales ejercen distintas presiones para comprimir aire dentro de de un sistema de condensación, con lo que se obtiene agua líquida. Este proyecto es de jóvenes peruanos.

El Biobyte, un aplicador de fármacos por ultrasonido, propuesta de jóvenes ecuatorianos, permite la aplicación de fármacos a través de la piel mediante vibraciones ultrasónicas inofensivas, sin necesidad de recurrir a jeringuillas u otros instrumentos, lo cual beneficiaría especialmente a personas con enfermedades crónicas como la diabetes.

Mivos, hecho por jóvenes chilenos, es un sistema que permite traducir en tiempo real el lenguaje de señas generado por una persona sordo-muda a un audio de voz, con lo que personas sordas-mudas pueden conversar, a la vez que el mismo sistema les traduce a señas la voz de su interlocutor.

T-FLEX, proyecto de jóvenes colombianos, es un dispositivo robótico diseñado para rehabilitar la marcha humana, lo cual permitirá mejorar la calidad de vida de pacientes con afectaciones de la marcha, generando un patrón de marcha anatómico, y también servirá de un medio para realizar terapia en la casa.

Con ellos compite LIZA, proyecto de dos jóvenes orizabeños y uno xalapeño, mediante el cual se busca detectar de manera sencilla, económica y no invasiva, afectaciones de transmisión sexual, evitando con ellos consecuencias severas y hasta la muerte.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here