Hora Cero

Veracruz, las buenas noticias

Luis Alberto Romero

Durante los últimos años, los habitantes de Veracruz se han acostumbrado a enterarse de malas noticias: ejecutados, una elevada percepción de inseguridad, desempleo y pobreza.

Todos los días leemos en los periódicos y en las páginas de internet, o escuchamos en los noticiarios de radio notas sobre los enormes problemas de la entidad.

Diario nos enteramos de asesinatos y ejecuciones, de cuerpos mutilados por la delincuencia y de los niveles que ha alcanzado el secuestro en la entidad.

La información que podríamos considerar como negativa nos bombardea por todas partes: el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, por ejemplo, ubica las cifras de la pobreza para Veracruz en más de 5 millones de personas, lo que equivale a 62.2 por ciento.

Sólo los habitantes de Chiapas, Oaxaca y Guerrero enfrentan mayores niveles de pobreza que la población veracruzana, en promedio; aunque el cuanto al número de personas pobres, Veracruz sólo es superado por el Estado de México.

Algo muy parecido ocurre en los temas de violencia y delincuencia: en su reporte sobre delitos de alto impacto, el Observatorio Nacional Ciudadano, que se especializa en seguridad, justicia y legalidad, da a conocer números vergonzosos para la entidad veracruzana: cuarto lugar nacional en homicidio doloso, delito en que se registró durante octubre un aumento de más de 25 por ciento con relación al año pasado; primer lugar en el país en privación ilegal de la libertad, ilícito que tuvo un aumento, en un año, de 10.34 por ciento; y quinto nacional en extorsión.

En todos esos delitos, Veracruz se ubicó por encima de la media nacional.

Sin embargo, también habría que comentar que en materia de seguridad, la entidad registra algunos avances: la misma fuente indica que el delito de extorsión se redujo en más del 18 por ciento, a comparación con el mismo periodo, octubre, del año pasado; en el robo con violencia, Veracruz se encuentra ligeramente debajo de la media nacional, con una disminución de 6.56 por ciento; en este ilícito, la tasa por cada 100 mil habitantes deja a la entidad en la posición 23 del país, nada mal.

Por el número de casos de robo de vehículos, el estado que gobierna Miguel Ángel Yunes se encuentra en el séptimo del país, pero también se observa una reducción de 12.24 por ciento a comparación con 2016. Lo importante es que la tasa por cada 100 mil habitantes ubica a la entidad en la posición 21.

El robo a negocios registra un avance, dado que a comparación con el año pasado, el número de casos se redujo en 10.10 por ciento, ubicándose el estado en el lugar 19 del país, debajo de la media nacional.

Algo parecido ocurre con el robo a transeúntes y con las violaciones, delito en el que de acuerdo con el Observatorio, hay un avance de 66 por ciento, lo que ubica a Veracruz como uno de los cuatro con menor número de casos, y como el que tiene la tasa más baja del país por cada 100 mil habitantes.

Por supuesto, esos avances rara vez se consignan en los medios informativos, porque en los delitos de alto impacto, Veracruz aparece en una lamentable posición, lo que finalmente roba cámara y aumenta la percepción de inseguridad.

Por otro lado, el tema del índice delictivo no es el único que ha representado buenas noticias para Veracruz en los últimos días; este miércoles, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática dio a conocer los indicadores de ocupación y empleo correspondientes al mes de octubre del presente año. En el caso de Veracruz, destaca una reducción en la tasa de desocupación, que en un año pasó de 3.5 a 3.1 por ciento. Basta decir que 17 entidades del país tienen mayores problemas en materia de desempleo. @luisromero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here