Hora Cero

En el OPLE, lluvia de quejas contra aspirantes y partidos

Luis Alberto Romero

Iniciado el proceso electoral federal, que arrancó el pasado 8 de septiembre y que concluirá el domingo 1 de julio con la jornada comicial, los partidos políticos preparan sus armas para una contienda que se anticipa sumamente competida.
Morena y PRI tiene ya definido a sus respectivos candidatos presidenciales en Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade Kuribreña. En el llamado Frente Ciudadano por México, que integran los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, todo apunta a que el dirigente del blanquiazul, Ricardo Anaya Cortés, lleva la delantera, aunque hay voces que señalan que esa alianza podría no concretarse.
El de Morena tiene ventaja en el arranque, pero en un proceso tan competido, con un PRI que luce unido y con una militancia animada por la postulación del cinco veces ex integrante del gabinete, todo puede suceder; y no podría considerarse como sorpresa la derrota de quien ha punteado las encuestas desde hace dos o tres años.
En Veracruz, los ánimos se comienzan a calentar porque además de las elecciones federales para presidente, senadores y diputados, habrá proceso local para gobernador y legisladores.
En la contienda para elegir al próximo titular del poder ejecutivo del estado todavía no hay abanderados, aunque todo parece indicar que Acción Nacional se inclinará por el alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez; el PRI, por el senador José Francisco Yunes Zorrilla; y Morena, por el diputado federal Cuitáhuac García Jiménez o por la legisladora Rocío Nahle García.
Por otro lado, en las relaciones de aspirantes al Senado se han mencionado con insistencia los nombres de Julen Rementería del Puerto y Yazmín Copete Zapot, por la alianza PAN-PRD; por el PRI se habla de Anilú Ingram Vallines, Elízabeth Morales García, Américo Zúñiga Martínez y Juan Manuel Diez Francos; en tanto que por Morena se incluye, además de los dos mencionados en el párrafo anterior, a Manuel Huerta Ladrón de Guevara, Amado Cruz Malpica y Ricardo Ahued Bardahuil.
El tema de los candidatos se aclarará en un par de meses, aunque será hasta el 14 de marzo cuando el órgano electoral local reciba de los partidos políticos y aspirantes independientes sus respectivas solicitudes de registro.
Entre tanto, decía, los partidos políticos preparan sus armas jurídicas porque dada la contienda tan competida que se anticipa, lo predecible es que las elecciones se judicialicen.
Igual que como ocurrió en las últimas dos elecciones presidenciales y en los más recientes tres procesos para la gubernatura veracruzana, los tribunales tendrán la última palabra.
En Veracruz recordamos que los últimos tres gobernadores, Miguel Ángel Yunes, Javier Duarte y Fidel Herrera, llegaron al cargo con varias impugnaciones a cuestas.
En el actual proceso local, esa tendencia se observa desde las etapas previas a las campañas, cuando los partidos y actores políticos hacen cualquier cosa para poner piedras en el camino de los adversarios.
En el Organismo Público Local Electoral, por ejemplo, cada vez son más frecuentes las quejas por todo tipo de presuntas irregularidades en que habrían incurrido los personajes que han sido mencionados como aspirantes, desde actos anticipados hasta uso de recursos públicos, pasando por la promoción indebida.
Desde el interior del OPLE veracruzano nos comentan que prácticamente no hay partido que no haya presentado alguna queja, por lo que las investigaciones y requerimientos hacen trabajar a marchas forzadas a las áreas correspondientes, que son las jurídicas.
Hasta hoy, los nombres de los personajes con más recursos de inconformidad en contra son el alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez; y las delegadas de la SEDESOL e ISSSTE, Anilú Ingram Vallines y Elízabeth Morales García, respectivamente.
Y esto apenas comienza… @luisromero85

Este es el ejemplo de un texto alternativo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here