La vuelta a Veracruz en un teclazo

El último y se van: el cuarto informe de los alcaldes

Por Yamiri Rodríguez Madrid

Bien dicen que no hay fecha que no se cumpla ni plazo que no se venza y, a los 212 presidentes municipales se les acabó el 20 que les duró cuatro años. Por eso, inicia ya la ronda de los últimos informes en todo el estado.

Lo cierto es que dada la situación de Veracruz, en ninguno de los ayuntamientos vimos las grandes obras inauguradas durante 48 meses. Algunascalles pavimentadas, sí; reencarpetamientos pero no más pues, los recursos les llegaron a cuenta gotas y, a la gran mayoría, hasta les quedaron a deber.

Claro, también hubo alcaldes que los pocos centavos que les llegaron, los sudaron par multiplicarlos y llevárselos, pero para hacerse residencias, para invertirlos fuera de nuestra tierra, en negocios como hoteles, donde creían que nadie se iba a enterar.

El tema de la inseguridad, es sin duda una de las grandes críticas que se llevan a cuestas los presidentes municipales de todos los partidos políticos, aunque claro, tampoco son los únicos responsables de la situación en la que estamos inmersos, ni es limitativo de nuestro estado.

Peor es que algunos se vieron inmiscuidos en temas de delincuencia organizada y hasta la vida les costó. A unos cuantos de los electos ya les empieza a llegar el agua a los tobillos.

Lo que sí podían hacer, aún sin dinero, aun con la inseguridad, muchos alcaldes quedaron reprobados como lo fue una recolección de basura eficiente, espacios públicos dignos, alumbrado público y transparencia en el cobro de los impuestos municipales.

Ejemplos de este mal trabajo hay muchos, por eso, los que llegan el primero de enero de 2018, vendrán con lupa a revisarles las cuentas y, no dudarán en interponer las denuncias necesarias que podrían llevar a muchos a la cárcel, sobre todo en aquellos donde les ganó la oposición.

Algunos incluso ya preparan excusas para solicitar licencia y no tener que entregarle a los contrarios, piensan irse 10 o 15 días antes de que culmine su mandato para no verle la cara a los priistas o morenistas o, para emprender la graciosa huida por todo lo que le metieron la mano al cajón en 4 años.

Lo cierto es que en los cuartos y últimos informes de gobierno, ya no se tirará la casa por la ventana, ya no habrá largas filas en el besamanos pues muerto el rey, viva el rey y bienvenidos sean los próximos alcaldes. A ver si los que llegan hacen un trabajo mucho más digno en todo el estado.

@YamiriRodriguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here