Puente de Pueblo Viejo en riesgo de venirse abajo; desde 2015 se dio la voz de alerta

Francisco De Luna

El puente vehicular de la congregación Anáhuac, del municipio de Pueblo Viejo, está deteriorado en toda su estructura y corre el riesgo de desplomarse. La obra tiene movimientos porque sus bases son las que más se han debilitado.

El deterioro es tal que cuando pasan los camiones, toda la construcción tiene vibraciones, indicó Tomás Sommers Cortés, quien en 2014 hizo la valoración de la obra a través de su empresa constructora “Provide”.

En los estudios que realizaron, determinaron que tiene pésimas condiciones y por lo tanto representa peligro para los cientos de vehículos que transitan por esta localidad de la zona norte del estado de Veracruz.

El puente conecta con los límites de la entidad veracruzana con Tamaulipas, acceso de gran demanda hacia el norte del país en el que transitan durante todo el día los camiones de carga pesada.

La parte superior, la estructura y la carpeta de rodamiento así como los accesos al puente se encuentran totalmente deteriorados “los conos de derrame que son parte fundamental para el soporte de la estructura de la carpeta ya son inservibles, por lo que necesitarían urgente reparación”.

Mientras que la parte inferior que es la subestructura, en la que hay tuberías de acero y columnas se encuentran totalmente deterioradas y en algunos de los casos doblados y otra parte de la herrería corroída.

Las fallas fueron detectadas hace tres años y en 2015 presentaron los dictámenes a las secretarías de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) y de Comunicaciones y Transportes (SCT) quienes aprobaron que se diera el mantenimiento, sin embargo, el proceso quedó detenido con el cambio de administración.

Ahora, con el gobierno que encabeza Miguel Ángel Yunes Linares, los responsables de la constructora Provide han buscado acercamiento con el secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán y con el titular de la SIOP, Julen Rementería para abordar el tema y el riesgo en el que se encuentra el puente, pero hasta la fecha han ignorado el caso.

El Secretario de la SIOP en su comparecencia expuso que este puente está en un proceso de recuperación de obra, pues en 2012 se licitó y se asignó la obra a una empresa, dándole un 50 por ciento de anticipo y no realizó la obra, “desaparecieron con el dinero, por lo que habría una demanda por parte de Gobierno del Estado, por lo que se justifica que la obra está en proceso de recuperación, motivo por el cual no se ha realizado”.

La empresa que huyó con el recurso asignado llevaba por nombre, Impulsa Estructura S.A. de C.V., cuyo representante legal era Julio Alfonso Martín Amodio, con domicilio en Boulevard Adolfo López Mateos 216-202, colonia San Pedro de los Pinos, C.P. 01180, en la ciudad de México.

El monto de la obra era por un total de 52 millones 19 mil 40 pesos, de los cuales se otorgó a la empresa 26 millones 9 mil 520 pesos.

Por último, Tomás Sommers Cortés refirió que en tanto se resuelven las posibles arbitrariedades, lo cierto es que el puente está en alto riesgo de caer y por lo tanto afectaría a la población y dejaría incomunicadas a la zona limítrofe de Veracruz con Tamaulipas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here