Acusan a la FGE de solapar a aseguradoras

Jesús Rodríguez

Poza Rica, Ver.- Personas que han resultado lesionadas en accidentes automovilísticos, particularmente protagonizados por taxis, se dicen abandonados por la Fiscalía General del Estado (FGE), quien se hace omisa, cuando las personas afectadas por estos hechos reclaman el cumplimiento de los acuerdos de pago, por concepto de gastos médicos y rehabilitación, haciendo que los lesionados, den interminables vueltas, o teniendo que escuchar que ya no se puede hacer nada.

Sandra Valdez Reyes, resultó lesionada en un accidente automovilístico, en el taxi 3138 cuando este circulaba por la calle Independencia con Calle Pípila, de la colonia Manuel Ávila Camacho. Como consecuencia del hecho, los médicos del centro hospitalario al que fue canalizada por la propia aseguradora, le dictaminaron la necesidad de que se realizara una intervención quirúrgica de meniscos y ligamentos, además de rodilla después del accidente que tuvo lugar el pasado 14 de octubre.

«No autorizan absolutamente nada», describe la afectada, quien ha insistido en reiteradas ocasiones a la aseguradora Qualitas, que se le dé una respuesta a su petición y que se le ayude a aliviar su salud. Más aun, considerando que desde el accidente no ha trabajado y tiene hijos que mantener.

Explicó que el representante de la Aseguradora Qualitas, al que identificó sólo con el apellido de Murataya, además de la responsable de asistencia social de la afianzadora, Karen Reyna, no le brindan una respuesta contundente para su problema, mientras que a la fecha ya debe 3 meses de renta que no puede pagar, porque no ha trabajo.

Caso similar, sucede con la señora Ana Elena Martínez Montoya, cuya prima, Alma Luz Herrera, resultó lesionada en un accidente en el taxi 1139, en la carretera hacia Coatzintla. Ana Elena, narra que desde el día de los hechos se notaron actitudes sospechosas de parte de los representantes de la aseguradora, pues el dueño de la unidad responsable del siniestro, “billeteó” a las autoridades para no agilizar la atención a los heridos.

En aquella ocasión, su prima Alma Luz Herrera, resultó con una fractura expuesta que requirió de cirugía, a la cual no se le dio el debido seguimiento, por lo cual hoy su familiar no puede apoyarse debidamente en sus extremidades inferiores, ni tampoco trabajar como acostumbraba hacerlo, mientras que es su familia, es la que se está haciendo responsable de sus gastos.

Agregó que los hechos en donde resultó herida su prima se registraron el 12 de abril del año 2015, sin que hasta la fecha haya prosperado la demanda que presentó ante la Fiscalía, y en donde los funcionarios de la dependencia se limitan a decirle, que “no se puede hacer nada”.

Los afectados por el desdén de la Fiscalía General del Estado, no tienen dudade que la dependencia está solapando a la Aseguradora Qualitas, por lo que demandan abatir estas condiciones de corrupción en la dependencia y obligar a la afianzadora que pague sus gastos médicos, y rehabilitación, después de la desatención que han sufrido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here