Tras 20 años de pleitos destruyen la reserva ecológica “Pancho Poza”

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.- Durante casi dos décadas en la reserva ecológica «Pancho Poza», se ha mantenido la disputa entre ciudadanos y un supuesto propietario. La zona ha sido destruida con el derribo de árboles, la construcción de bardas e instalación de un estacionamiento.

De acuerdo con Margarita León Alarcón, una de las habitantes de la comunidad que ha también ha participado en la defensa de este sitio, hay afectaciones al entorno ecológico.

Señaló a un particular de nombre Rosalino Galindo, como quien derriba árboles del área boscosa bajo la protección de las autoridades municipales.

La poza y la cascada fueron declaradas como área natural protegida el 25 enero de 1992. Su extensión es poco más de 56 hectáreas.

Durante la rueda de prensa, Margarita explicó que los terrenos han sido invadidos y saqueados «hay tala de árboles, construyó una barda y un estacionamiento», para supuestamente lucrar con un espacio que no le pertenece, pues cobra entre 50 y 80 pesos a cada vehículo.

Destruyó un cerro con maquinaria pesada para iniciar la construcción del muro de dos metros de altura, con lo que cerró el paso hasta el cauce del afluente. Esta reserva pertenece al municipio de Altotonga.

León Alarcón comentó que Rosalino Galindo, dice ser el dueño y muestra documentos con los que demuestra ser el propietario «pero el pueblo piensa que son de dudosa procedencia, porque es su estilo adjudicarse predios y hacer su escritura, por quién sabe qué notario que lo avale».

También refirió que ha autorizado tomas de agua clandestina y también permisos para derribo de árboles, provocando daños el entorno ecológico de «Pancho Poza».

A pesar de que algunos pobladores han decidido defender el arroyo, las instancias como la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) no han logrado detener la destrucción.

Para defender el afluente, los pobladores han realizado marchas como la del pasado 26 de agosto que cerraron vías de comunicación «pero de nada ha servido porque siguen las afectaciones».

Por último, la entrevistada dijo que por esta lucha que ha emprendido podría generarle conflictos con Rosalino Galindo y las autoridades municipales de Altotonga, a quienes responsabilizó en caso de que llegara a sufrir algún atentado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here