Hora Cero

El proceso contra Duarte y la carta de Karime

Luis Alberto Romero

Mientras Karime Macías Tubilla, ex presidenta de Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia, hace un intento por conseguir que el Gobierno del Estado le regrese los bienes que le fueron incautados, entre ellos el famoso diario del “sí merezco abundancia”, Javier Duarte de Ochoa recibe un revés judicial: el Quinto Tribunal Unitario el Materia Penal le negó el juicio de amparo y con ello confirmó el auto de vinculación a proceso.

Javier Duarte seguirá recluido; podríamos decir que las acusaciones por presuntamente desviar los recursos públicos de Veracruz son fundadas; el proceso continuará con el ex gobernador en el penal.

Duarte de Ochoa argumentó ante las instancias competentes que le fue negado su derecho de audiencia; sin embargo, el magistrado Ricardo Paredes estimó lo contrario y determinó negarle dicho amparo.

El camino de Javier Duarte rumbo a la sentencia con relación a los delitos que se le imputan será largo. Todavía faltan varias etapas; la siguiente, nos dicen, podría ser la revisión del amparo, en caso de que la defensa así lo estime.

El caso es que para una sentencia faltarían de 6 a 8 meses, al menos, dependiendo de las características del proceso.

Eso es en lo jurídico; sin embargo, existen otras consideraciones que no pueden omitirse, como los tiempos políticos. A Javier Duarte difícilmente lo soltarán, al menos hasta que concluya el proceso electoral de 2018; y aun así, nada garantiza al ex gobernador que saldrá libre, independientemente del partido o el candidato que gane la Presidencia de la República.

Mientras eso ocurre en el caso de Duarte de Ochoa, Karime Macías sigue en Reino Unido, desde donde envió una carta en la que se dice víctima de persecución política y exige que les sean devueltos los bienes que se le incautaron, piezas de arte, artículos de lujo y, sobre todo, su famoso diario.

Por cierto, ahora resulta que esas páginas, en las que plasmó una y otra vez, como planas de primaria, la frase “sí merezco abundancia”, eran en realidad reflexiones espirituales y no expresiones de ambición desmedida, como uno podría pensar.

Macías Tubilla era para muchos la mano que mecía la cuna en la administración de su conyugue, el verdadero poder tras el trono.

Pues bien, el tema de la carta y la exigencia de la devolución de bienes fue abordado por el gobernador Miguel Ángel Yunes, quien apuntó que ese documento de Karime Macías obedece a una estrategia jurídica para pedir asilo en Reino Unido y evitar a las autoridades veracruzanas.

Sentenció Yunes: “A mí me parece que es un despropósito, ¿cómo va a solicitar la esposa de Javier Duarte que le devuelvan bienes?, lo que debería hacer es devolver bienes, decirle a los veracruzanos aquí están estos bienes que nos robamos y que le han hecho un daño a Veracruz”.

No le falta razón a Yunes. La causa de la pareja que gobernó la entidad veracruzana de diciembre de 2010 a octubre de 2016, cuando Duarte solicitó licencia para emprender la huida, parece perdida.

Javier Duarte pasará a la historia de Veracruz como uno de los peores gobernadores que ha tenido el estado.

Por muchos, sin duda, será recordado como el mandatario más deshonesto que haya pasado por Palacio de Gobierno, y eso ya es decir mucho… A Duarte de Ochoa le perseguirá por largo tiempo el señalamiento, el estigma de la corrupción, al igual que a muchos de sus ex colaboradores, que hoy se encuentran recluidos y huyendo de la justicia. @luisromero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here