Aumenta mendicidad en el primer cuadro de Xalapa

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.-Avanzar por el primer cuadro de la ciudad, es notar mayor presencia de mendicidad. En cada calle, esquina, banqueta y pasillos surgen los personajes que pintan los escenarios citadinos de Xalapa.

En un lapso de 40 minutos, pasan hasta nueve personas a pedir limosna en las cafeterías y restaurantes.

Los argumentos son para comprar medicamentos, comida, pagar pasajes o dar de comer a los hijos, incluso hay quienes aseguran que por su discapacidad no tienen la oportunidad de emplearse de manera fija.

Durante el recorrido, tan sólo de un tramo de la calle Rafael Lucio hasta Tamborrel, hay siete personas que sentadas, paradas e hincadas piden dinero a los transeúntes que acelerados avanzan que en ocasiones pasan inadvertidos.

Luego bajar por la calle Revolución, es encontrarse con otro grupo de cinco, distribuidos en distintos puntos y con diversas necesidades.

La ceguera, diabetes, discapacidad y vejez son los principales casos que ha orillado a estas personas a pedir la caridad de los ciudadanos.

Pero también están los que cantan o los que distribuyen panfletos anunciando daños en cultivos “por eso pedimos dinero, para que nos ayuden a volver a sembrar y tener cosechas que se echaron a perder con estos fríos”.

De acuerdo con declaraciones oficiales, es complicado tener un registro o calcular cuantas personas están en la mendicidad; las dificultades son porque a veces llegan de otras ciudades y se marchan días posteriores, en tanto que otros llegan a refugiarse en casas y después regresan a las calles.

A decir de los dueños de algunos negocios del centro, es normal que durante la primera semana de diciembre aumente el número de indigentes y méndigos, aunque aseguran que habrá más, antes de finalizar el año.

En la calle Juan de la Luz Enríquez, a una cuadra del Palacio de Gobierno de Veracruz, cuatro mujeres no mayores de 50 años de edad, esperan sentadas y estiran la mano para recibir las monedas.

Todas visten de manera similar. Hablar con ellas es casi imposible. Acercarse es como ahuyentarlas, giran la cabeza para otro lado o se tapan el rostro con el rebozo. Sólo se limitan a responder con un “sí” y “no”.

La plaza Sebastián Lerdo de Tejada, es otro de los sitios donde han comenzado a instalarse, aunque no sólo se les encuentra en el centro, también en puentes peatonales como el que atraviesa Lázaro Cárdenas frente al Congreso Local hacia la banqueta que baja hacia los centros comerciales.

Lo mismo en el que pasa a la altura del edificio El Olmo (rumbo a Las Trancas), una familia de tres integrantes se ha instalado desde principios de este mes. Tienen un cartel con el mensaje “ayúdenos, no tenemos para comer”.

La población en pobreza en México disminuyó 3.5 por ciento de 2014 a 2016, con lo que esta sumó 53 millones 418 mil 151 personas.

Ese total representó 43.6 por ciento del total de habitantes, de acuerdo con la Medición de Pobreza en México 2016, hecha por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y dada a conocer en agosto pasado.

Si se compara con la cifra de 2012, cuando comenzó el actual sexenio, la cantidad total de mexicanos pobres es casi la misma: 53 millones 349 mil 902 en 2012, contra 53 millones 418 mil 151 en 2016, es decir, 68 mil 249 más en el año pasado.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here