Detectan fallas en institutos de investigación de Congresos locales; Veracruz, de los peor evaluados

Redacción

Todos los Congresos locales tienen un instituto de investigación, de acuerdo a su legislación, pero, no todos operan, señala el Instituto Belisario Domínguez (IBD) del Senado de la República.

En su investigación “Estudio sobre las capacidades institucionales de los institutos de investigación parlamentaria a nivel local en México”, refiere que en algunos casos no se lleva un registro claro de las solicitudes de información; y no todos cuentan con un mecanismo para medir el alcance de sus objetivos.

El IBD estima que las capacidades institucionales de los institutos de investigación legislativa a nivel local necesitan fortalecerse en algunos aspectos; además, los recursos humanos también deben revisarse, porque hay institutos con sólo dos investigadores.

En ningún caso, detalla, son organismos autónomos o tienen autonomía presupuestal, ya que todos dependen del Congreso local, y su presupuesto debe ser aprobado por órganos diversos.

Es importante que los institutos realicen una planeación presupuestal con anticipación, para que se conozcan los recursos con los que se contará, y así plantear actividades a corto o mediano plazo, señala el Instituto Belisario Domínguez.

En la investigación, se explica que en todos los casos existen funciones y objetivos claros, y relaciones con otras instituciones, lo que fortalece las alianzas estratégicas que les permiten cumplir con sus objetivos; pero no todos miden el cumplimiento de metas, lo que dificulta conocer si en realidad alcanzan sus objetivos.

También destaca que en ningún caso es obligatorio que los legisladores consideren la información o investigaciones realizadas por los institutos, para la toma de decisiones; aunque la información puede ser útil en la creación o reforma de una ley.

El IBD considera que en la mayor parte de los casos, la cantidad de recursos humanos es regular o poca respecto de las funciones que se desempeñan; un punto a favor que encontró la investigación, es que el perfil de los investigadores sí es adecuado para esas actividades.

Un área de oportunidad en todos los institutos de investigación, es el modo de ingreso y el tipo de contratación de los empleados, ya que, en la mayoría de los casos, no ingresan por concurso abierto y público, sino por invitación de algún legislador, detalla el IBD.

Por otro lado, en casi todos los casos son trabajadores de confianza, por lo que están en un estado más vulnerable respecto de la estabilidad en su empleo.

En los casos de los centros de investigación de Coahuila, Chiapas, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa y Tabasco, en el trabajo del IBD se establece que los entrevistados respondieron que se ha definido “bien” y “muy bien” el perfil de usuarios de los servicios del centro;  mientras que en Nayarit y Yucatán se ha definido “poco” o “regular”. En Aguascalientes, México y Veracruz no se ha definido “nada” el perfil de usuarios.

Por otro lado, en Aguascalientes, México, Querétaro y Veracruz no se tiene un padrón de usuarios y tampoco se han analizado las necesidades de estos, por lo que no se conoce su grado de satisfacción.

Si bien todos los congresos locales cuentan con centros de investigación para apoyo legislativo, la entidad veracruzana es la única donde no existen objetivos establecidos.

El congreso del estado de Veracruz cuenta con una Coordinación de Investigaciones Legislativas; sin embargo, ésta no tiene objetivos ni fundamento jurídico, como sí la tienen todos los estados de la República.

La investigación completa puede consultarse en la dirección electrónica: http://bibliodigitalibd.senado.gob.mx/handle/123456789/3773

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here