Hora Cero

Los aumentos de precios y las implicaciones electorales

Los registros de Morena y Panal

Luis Alberto Romero

Comienza 2018, un año de la más alta importancia electoral, con una predecible escalada de precios, como consecuencia del alza en los combustibles.

Las gasolinas, por ejemplo, suben en promedio entre 56 y 70 centavos por litro.

Medios especializados en economía y finanzas destacan que durante la presente administración federal, encabezada por Enrique Peña Nieto, las gasolinas se han disparado entre 57 y 63 por ciento.

El incremento para comenzar el año fue de 65 centavos por litro, en la gasolina conocida como magna o regular; 55 centavos en la Premium; y 70 centavos en el diésel.

Habrá quien diga, con cierta razón, que ese aumento no se compara con el llamado gasolinazo de enero de 2017, cuando los incrementos se ubicaron en 14 por ciento, la magna; 20 por ciento la Premium; y 16.5 por ciento el diésel. Sin embargo, es predecible que al subir los combustibles, también se disparen los precios de diferentes productos y servicios.

Lo peor, advierten especialistas, apenas está por venir; la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros alertó desde noviembre del año pasado que durante 2018 esos combustibles llegarán a 20 y 23 pesos por litro; así que imaginemos el escenario en cuanto a los precios de los productos indispensables de la canasta básica para los consumidores finales.

Por otro lado, 2018 también comienza con aumentos a productos como la tortilla, una de las bases en la alimentación del mexicano. En Veracruz, por ejemplo, el presidente de la Unión de Molineros, Martín Terrones Ramírez, anunció un incremento de 1.00 a 2.50 en el precio del kilogramo.

Dijo que las harinas de maíz aumentaron su precio entre 5 y 9 por ciento; el gas, más de 50 por ciento; la luz, 10.5; y de la gasolina mejor ni hablar.

Así comienza 2018 y lo predecible es que esos incrementos provoquen un ambiente de tensión e irritación social y que éstos repercutan en las elecciones del presente año.

El gobierno podrá explicar que el aumento a los combustibles es necesario en los términos de la liberación de los precios; y que ya no es viable el subsidio a las gasolinas; sin embargo, esos argumentos difícilmente serán compartidos por los electores, por lo que PRI y sus candidatos terminarán por pagar un alto costo.

 

 

Los registros de Morena y Panal

En el Movimiento de Regeneración Nacional y en el Partido Nueva Alianza se registraron los primeros aspirantes a suceder en el gobierno del estado a Miguel Ángel Yunes Linares.

Morena registró como precandidatos a un maestro normalista, Noé García López, un desconocido en el entorno político estatal; y al diputado federal por el distrito de Xalapa, Cuitláhuac García Jiménez, quien ya contendió una vez por la gubernatura.

En Morena no habrá sorpresa alguna: Cuitláhuac va por su segundo intento y de entrada, podríamos decir que fue arropado por la plana mayor de su partido: los precandidatos al Senado, Rocío Nahle y Ricardo Ahued; y el dirigente estatal, Manuel Huerta.

El de Morena partirá muy bien posicionado en la carrera por la gubernatura veracruzana.

Por cierto, ha trascendido que la próxima semana estará en Veracruz el aspirante de Morena a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien será un importante impulso en las aspiraciones del precandidato a la gubernatura.

Otro partido que tuvo actividad fue Nueva Alianza, que registró como precandidata al gobierno estatal a la diputada local Miriam Judith González Sheridan, ex representante de Morena en el distrito de Minatitlán.

La lógica indica que la precandidata de Panal golpeará en su más importante base de apoyo al Movimiento de Regeneración Nacional, el sur de Veracruz, dado que apenas hace un mes renunció al partido de López Obrador.

Por otro lado, el PRI pierde en la entidad a un aliado que parecía importante, tomando en cuenta los más recientes resultados electorales municipales. @luisromero85

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here