Hora Cero

Alvarado, los señalamientos por el saqueo

Luis Alberto Romero

En Alvarado, municipio que limita con Boca del Río, Medellín de Bravo, Tlalixcoyan e Ignacio de Llave, las nuevas autoridades municipales enfrentan los problemas que dejó una administración caótica, la de Octavio Ruiz Barroso.

Alvarado no se recupera del paso de un ayuntamiento que dejó en lamentables condiciones al municipio.

El alcalde del lugar, Bogar Ruiz Rosas, intenta recuperar lo perdido, aunque rema a contracorriente, dado que el gobierno local que se fue, el de Tavo Ruiz, ni siquiera dejó realizado el trabajo necesario para iniciar el cobro del impuesto predial.

En el Palacio Municipal de Alvarado no dejaron ni las sillas y de eso también se quejan los propios trabajadores. Recordamos que el pasado 31 de diciembre, a punto de rendir protesta como alcalde, Bogar Ruiz denunció el saqueo de la sede del gobierno municipal; dijo que la administración saliente dejó las oficinas vacías.

Se llevaron, denunció, escritorios, climas y archiveros; y mostró fotografías del estado en que recibió el inmueble.

Probablemente por ese desaseo, la administración de Ruiz Barroso recurrió a todas las argucias posibles para postergar, hasta el último momento, el proceso de entrega recepción.

El año pasado, de nada sirvieron los exhortos de las autoridades electas para conocer a detalle la situación por la que atravesaba el ayuntamiento. La negativa de la administración saliente a entregar cuentas fue sistemática.

De hecho, la entrega-recepción de Alvarado se logró concretar hasta las últimas horas del año.

En su momento, el entonces alcalde electo, hoy en funciones, Bogar Ruiz, habló a los medios informativos de faltantes por más de 300 millones de pesos; 311 para ser precisos; en esa cantidad incluyó anticipos para la adquisición de bienes y servicios por más de 6 millones; así como el pago de obras no especificadas por un monto que supera los 146 millones de pesos.

Ya en el cargo, Ruiz Rosas ha señalado que las estimaciones finales de las irregularidades en Alvarado quedarán listas en unos días. La revisión sigue en ese municipio.

Probablemente Bogar Ruiz no exagera cuando califica a su antecesor como la cabeza de una de las peores administraciones en la historia de Veracruz.

En ese lugar se comenta, además, que entre las anomalías que han sido detectadas en el ayuntamiento de Ruiz Barroso se encuentran cambios de uso de suelo sin apego estricto a las leyes; así como la asignación de concesiones para amigos e, incluso, familiares de ex integrantes del cuerpo edilicio.

Así, el cuadro para la pasada administración municipal de Alvarado luce complicado, dado que se detectó que habría realizado cobros indebidos de impuesto predial por parte de propietarios de la Riviera Veracruzana, sin entregar recibos oficiales; sólo constancias sin validez.

Por ello se comenta en ese punto de la geografía veracruzana que el ex alcalde estaría en busca del fuero; para tal efecto, Ruiz Barroso se registró como precandidato a una diputación… y por aquello de la cuota de género, también se registró su esposa, la ex candidata a la presidencia municipal de ese lugar, Marliz Platas Luna.

En Alvarado saben bien que Tavo Ruiz o su esposa podrían aparecer en las boletas electorales por la alianza PAN-PRD-MC.

De entrada, llamó la atención la reciente visita que hiciera el diputado local Juan Manuel de Unanue Abascal –presidente de la Comisión de Vigilancia en el Congreso del Estado– a ese lugar, donde acudió a levantarle la mano al ex alcalde, quien al parecer goza del apoyo del panismo estatal, a pesar de que en Alvarado se le considera casi como un personaje impresentable, por las condiciones en que dejó al ayuntamiento. @luisromero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here