Monumento a “Las Virtudes”, convertido en sanitario público a cielo abierto

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.- La parte trasera del monumento a “Las Virtudes”, además de sucio por el excremento humano, se ha convertido en guarida para los ladrones que rondan el parque “Juárez” de esta ciudad.

En el día llegan a ocultarse porque está completamente solitario. A pesar de ser un sitio demasiado céntrico los elementos de seguridad no revisan esa parte de la capital, cuentan algunos comerciantes del área de recreación familiar.

Tampoco hay iluminación y en las noches, pasar por este lugar es peligroso, reconocen los boleros quienes al ser vecinos de este espacio, también pedirán a las autoridades municipales que se coloquen lámparas que permitan tener una mejor vista.

Otra de las exigencias será que haya rondines policiacos con mayor frecuencia tanto en los pasillos del parque Juárez como en los alrededores de las estatuas colocadas entre las calles Barragán, Ignacio Allende y Zaragoza.

Recuerdan dos casos: el primero cuando una joven pidió auxilio señalando que había sido asaltada frente al monumento y que su atacante corrió hacia la parte trasera de “Las Virtudes”.

Y el segundo, cuando unos policías siguieron a un presunto ladrón y fue alcanzado precisamente en ese lugar donde pretendía esconder los objetos que había robado. De esta situación, recuerdan que no tiene ni un año.

Pero cuentan que no se trata del único problema, porque existe otro que es insalubridad, pues se ha convertido en un “sanitario público”, ahí defecan y estos deshechos escurren hacia las banquetas.

Uno de los trabajadores que realizan limpieza contó son montones de excremento lo que se puede apreciar en los alrededores de este monumento, así como olores fétidos que se expanden por varios metros a la redonda.

Las Virtudes tienen 102 años de haber sido construidas, aunque estos monumentos fueron elaborados en dos etapas.

A toda esa zona se le conoce como “El Paseo del Ayuntamiento”. Está integrado por cuatro esculturas: Fortaleza, Justicia, Prudencia y Templanza.

Las tres primeras fueron realizadas por el escultor xalapeño, Enrique Guerra en el año de 1916 y la cuarta es copia de la que se encuentra colocada en la fuente de la Emperatriz en el Bosque de Chapultepec, de la ciudad de México, elaborada por Armando Z. León en el año de 1979.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here