La vuelta a Veracruz en un teclazo

Amadeo Flores y el olvido de los ideales

Por Yamiri Rodríguez Madrid

Ahora sí, que como dice la canción, cómo han pasado los años, las vueltas que da la vida.  Quién hubiese imaginado que Amadeo Flores Espinoza, ex dirigente estatal del PRI, ex presidente del Congreso Local, ex procurador y toda una cartera de cargos que tuvo gracias a su militancia, ahora se volviera Yunista azul.

El también líder moral de Vía Veracruzana –o Viagra como se le conoce en los pasillos políticos-, ya no apoyará al que fuera su partido y tanto le dio: el Revolucionario Institucional, pues se van ahora con Miguel Ángel Yunes Márquez, hijo del actual mandatario veracruzano y candidato albiazul a suceder en el cargo a su padre.

Rápido se le olvidó también la notaría que le regalaron en el Duartismo, por eso ahora, intentando impulsar a su hijo, Amadeo Flores Villalba, quien ya es magistrado, se van con los Yunes.

Por eso circulan con orgullo las fotos de su retoño en abrazo fraterno con el candidato del PAN-PRD, aun cuando su foto sigue colgada de la Sala Expresidentes, del Comité Directivo Estatal.

El reducto de personajes que integran Vía Veracruzana afirman que es una asociación política, que desde hace 20 años, ha sido un organismo plural y que, además, Amadeo y el gobernador son amigos desde la infancia.

Si ese es el argumento, entonces por qué Amadeo mejor no se abstuvo de participar directamente en la campaña a la gubernatura de Héctor Yunes pues, de otra manera, era juez y parte, tenía el corazón dividido y, como el tiempo siempre da la razón, se inclinó hacia el lado azul.

Como Amadeo Flores, habrán muchos otros más que empiecen a abandonar el barco, como sucede en cada elección.  Son convicciones de veleta que, al ver que ya no hay más, mejor se cambian de bando, con tal de asegurar su subsistencia política.   Ni el primero, ni el último.

@YamiriRodríguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here