Colonia Casa Blanca, de Xalapa, entre hechos sangrientos y desaparición de mujeres

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.-Las historias urbanas de la colonia Lomas de Casa Blanca están ligadas a hechos sangrientos, asaltos y hasta desapariciones de mujeres. Ahí la gente ahora es precavida, avanzan por sus amplias calles y observan cuidadosamente para no ser víctimas de la inseguridad.

El recorrido dentro de este sector poblacional de Xalapa no es sencillo para un extraño; las advertencias cuelgan en varias partes: Visitante te recomendamos dos cosas, traer identificación y no permanecer por tiempo indefinido en las esquinas.

Hay que estar alertas, tratar de no levantar sospechas y hasta guardar el celular justo en el momento en que se escucha cerca el ruido de una motocicleta.

Se trata de una de las colonias más grandes de la capital veracruzana y que en la última semana ha sido referencia en las noticias por el caso de la desaparición de Karen Nataly Guzmán Eva.

La joven fue sacada de su domicilio la noche del 28 de abril (2018). Desde ese día hasta este 08 de mayo hubo cuatro protestas de sus familiares para exigir su aparición con vida.

Sin embargo, después del mediodía (8 de mayo) en la Fiscalía General del Estado (FGE) de Veracruz se confirmó el homicidio de Karen y la detención de Jaime Iván “N” presunto asesino de la muchacha de apenas 26 años de edad.

 

El riesgo de salir de casa

Pero además de este caso, ocurrió otra desaparición, nueve días antes en ese lugar.

Las paredes y los postes “hablan” por sí solos. En cada calle se observa el grito desesperado de otra familia en busca de Maribel Antonio Libreros de 34 años de edad. Ella desapareció el pasado 19 de abril.

En los folletos casi descoloridos, se observa a la mujer de quien se describe que se dirigía al Centro de Especialidades Médicas (CEM) en Xalapa, pero jamás regresó a su casa.

“Ayúdanos a encontrarla. Viste mallón azul marino, blusa morada con gris. Salió de su domicilio en la colonia Bosques del Sumidero (…) informes al celular 2281054190”, describen los letreros de búsqueda.

Un comerciante, quien vive cerca de la Laguna por las calles Bahamas y Jamaica, comentó que teme por la seguridad de su hija y esposa “y es que cualquier asunto puede ocurrir y cambiarnos la vida. Creo que esta zona no es segura para mis familiares”, dice durante la plática breve.

Él, ahora sale todas las mañanas a dejar a su hija de 21 años, la lleva al trabajo y después, regresa por su esposa y juntos dirigirse al centro de la ciudad donde laboran como intendentes.

 

Servir para proteger

Para otro de los habitantes, es irrisorio que en la calle Antonio Chedraui Caram que es prácticamente la entrada hacia Lomas de Casa Blanca, dé por bienvenida una frase que dice: Servir para proteger.

Este letrero pintado en color blanco y fondo azul, está en la fachada del módulo de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la colonia Azteca, colindante con Casa Blanca.

Pero los vecinos reconocen que en sus calles se vive el miedo de ser víctimas de robo, secuestro y hasta ser asesinados, -quizá por error de estar en el fuego cruzado o simplemente por haber sido confundidos-.

La balacera que dejó 14 muertos el 14 de enero de 2011, permanece en los recuerdos con tanta perfección.

Esa noche el saldo fue de 12 civiles y dos militares muertos. Hubo persecución, las detonaciones duraron casi seis horas en la calle Ravel, Cañón del Colorado hasta Camino al Sumidero.

El área fue acordonada, narró otro de los vecinos que recorrió las inmediaciones pasando por Lago Iguazú, Monte Everest, Lago Ontario, el andador Jazmín, Valdai, La Castilla y Mallorca, uno de los accesos sin pavimento.

 

Las recomendaciones a los visitantes

Sólo algunas calles lucen la tierra con tonos casi amarillentos, amplios lotes baldíos, viviendas abandonadas y letreros que cuelgan amenazantes de los “Vecinos Vigilantes”.

En ellos el mensaje es el siguiente: Vecinos de esta colonia cansados de tus atracos ya empezamos a vigilarte. Visitante te recomendamos dos cosas, traer identificación y no permanecer por tiempo indefinido en las esquinas.

Ahí, a cada momento transitan las motocicletas, pero es preferible no mirar a los que conducen –porque podrían enfrentarte- ya sea por desconfianza al visitante o por el hecho de pertenecer a alguna banda de ladrones.

Por esa razón, los colonos ahora prefieren encerrarse antes de que invada la oscuridad, caminar a las 09:00 de la noche es similar a ponerse como blanco perfecto. Las esquinas no son seguras, aunque tampoco permanecer al interior de los domicilios tal y como ocurrió con Karen Nataly la joven que dejó huérfano a un niño de seis años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here